Secciones
Síguenos en:
ESCOBAR TIENE AHORA NUEVOS ENEMIGOS...

ESCOBAR TIENE AHORA NUEVOS ENEMIGOS...

Los amigos y familiares de aproximadamente cincuenta personas secuestradas, torturadas y asesinadas en el último mes por orden de Pablo Escobar Gaviria, son ahora de los principales enemigos del capo prófugo de la cárcel La Catedral . Los que eran sus amigos y trabajadores en el cartel de Medellín se convirtieron en sus perseguidores.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
24 de julio 1992 , 12:00 a. m.

El único extraditable que hay aquí es Pablo Escobar porque los otros él los mandó a asesinar, como a Fernando y Mario Galeano, Kiko y William Moncada y José Ocampo (Pelusa) , dijo un informante, que suministró pruebas de haber sido uno de los hombres de confianza de los hermanos Galeano.

El informante dijo que estos crímenes ocurrieron como parte de la guerra interna del cartel, generada por la presunta crisis económica que atraviesa Escobar. Coincidiendo con la información suministrada por las autoridades, se supo que los hermanos Fernando y Mario Galeano tenían el control del tráfico de drogas, desde la entrega de Escobar el 19 de junio.

Por qué los mandó a secuestrar y a asesinar si eran sus amigos es una historia muy larga. Lo que pasa es que los únicos que estaban trabajando aquí eran Fernando Galeano y Kiko Moncada, que tenían el dinero guardado, porque aquí la plata que llega del narcotráfico se encaleta ; eso no se mete a bancos ni nada, se encaleta . Esa plata estaba pudriéndose guardada.

Y como Escobar está en una situación económica muy desventajosa, se dedicó a mandar secuestrar gente en Medellín. Pablo ya no estaba trabajando porque a él toda la merca que tenía se le cayó. La estructura, los barcos, los aviones, todo se le había caído. Entonces, se dedicó al secuestro, pero como esto ya no le daba resultado, se dedicó a secuestrar a los más allegados porque sabía que ellos sí tenían bastante dinero , dijo el informante.

Todo empezó el primero de julio cuando le robaron a Fernando Galeano diez millones de dólares de una caleta situada en el barrio San Pío, del municipio de Itagí.

Galeano descubrió que el robo fue cometido por un hombre apodado Titi , que cumplía una orden de Escobar.

Lo primero que hizo fue ir el 2 de julio a la cárcel La Catedral a hablar con Escobar. Al regresar, les comentó a sus hombres que ya todo se había solucionado y que al día siguiente, a las 3 de la tarde, tendría otra cita con Escobar, en la que estaría presente Titi .

El viernes 3, Galeano recibió una llamada de Alberto ( Arete ), uno de los hombres de confianza de Escobar, en la que le decían que la cita se había adelantado para la 1 de la tarde. A esa hora estuvo Galeano en La Catedral , acompañado por su conductor Walter Estrada, El Capi .

Al encontrarse con Escobar, Galeano fue encañonado. Tras intentar defenderse, fue acribillado e incinerado.

Según el informante, Walter Estrada fue obligado a guiar a los hombres de Escobar hasta la residencia de Mario Galeano, a llamar por un beeper a Luis Fernando Giraldo, Bocadillo , a citar a su hermano Elkin Estrada y a los hermanos Alvarez Lopera. Todos ellos fueron secuestrados.

Galeano fue sacado de su casa por los hombres de Escobar, quienes lo forzaron a que llamara a sus familiares a exigirles veinte millones de dólares por su rescate y la entrega de su oficina de comunicaciones, manejo de aviones, laboratorios y todo lo relacionado con el narcotráfico.

Como la familia se negó a cumplir las exigencias, Galeano fue asesinado. Su cadáver fue entregado a la familia tras la insistencia de varios amigos, pues Escobar se negaba a hacerlo.

Los hermanos Kiko y William Moncada corrieron la misma suerte. Tras su familia pagar 17 millones de pesos, fueron asesinados. También fue entregada la oficina de manejo del narcotráfico.

Para las autoridades antioqueñas, uno de los principales misterios de esta pugna en el cartel de Medellín es el paradero de los cadáveres, pues el de Fernando Galeano y los de los hermanos Moncada no han sido hallados. El de Mario Galeano fue encontrado en el municipio de El Retiro, el 11 de julio.

Elkin Estrada Gallego, Fernando Garay y Juan Henry Vargas Gallego, también aparecieron muertos el 12 de julio, en el baúl de un carro, en el municipio de Sabaneta. Al parecer, los 18 secuestrados, que según las autoridades son miembros del Cartel, no han aparecido.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.