FERRARI YA TIENE UNA BENDICIÓN PAPAL

FERRARI YA TIENE UNA BENDICIÓN PAPAL

El papa Juan Pablo II felicitó ayer a la escudería Ferrari en especial por su triunfo en el último campeonato mundial de Fórmula 1, durante una audiencia en el Vaticano. La Iglesia considera a los deportes, cuando son practicados con un respeto absoluto a las reglas, como un instrumento educativo válido para las generaciones jóvenes , les dijo.

18 de enero 2005 , 12:00 a.m.

El papa Juan Pablo II felicitó ayer a la escudería Ferrari en especial "por su triunfo en el último campeonato mundial" de Fórmula 1, durante una audiencia en el Vaticano. "La Iglesia considera a los deportes, cuando son practicados con un respeto absoluto a las reglas, como un instrumento educativo válido para las generaciones jóvenes", les dijo.

El presidente de la escudería, Luca Cordero di Montezemolo, presentó a todo el equipo al pontífice durante la audiencia en el Salón Clementina del Palacio Apostólico. Luego, los pilotos Michael Schumacher, siete veces campeón del mundo, Rubens Barrichello y el director general, Jean Todt, fueron presentados personalmente para un saludo adicional.

Juan Pablo II enfatizó la importancia del espíritu de equipo y dijo que Ferrari debe sus resultados deportivos e industriales a "un entusiasmo que proviene de un espíritu de comunidad". Posteriormente, Schumacher dijo a los periodistas que la audiencia había sido "un momento muy especial" para todo el equipo. "Fue muy especial ver su fuerza y su personalidad (del pontífice)", agregó el piloto.

Barrichello fue mucho más emotivo: "Es para mí un honor haber tenido esta oportunidad. Siempre soñé con besar la mano del Papa y hoy (ayer) lo hice. También le he mostrado una foto de mi esposa y mi hijo para que los bendijera. Ha sido un momento especial. He podido realizar mi sueño".

Ferrari le regaló al Papa un automóvil a escala de carreras, color rojo, copia del que Schumacher condujo en el último campeonato. "Este modelo es un modo para decirle que le sentimos como uno de nosotros. Le sentimos dentro de nuestro grupo", le dijo Di Montezemolo a Juan Pablo II.

El equipo italiano ha dominado casi a su antojo las últimas temporadas del campeonato del mundo en las clasificaciones de pilotos y equipos y su superioridad fue indiscutida el año pasado.

Cabe recordar que en 1988 el pontífice visitó la sede de Ferrari.

FOTO/AP.

- Los miembros de la escudería italiana Ferrari visitaron ayer la sede del Vaticano.

- Michael Schumacher y Rubens Barichello, en el Vaticano.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.