C O M U N I C A C I O N C O N L O S M E N O R E S DESARROLLO INTEGRAL

C O M U N I C A C I O N C O N L O S M E N O R E S DESARROLLO INTEGRAL

En días pasados tuve la oportunidad de reunirme con un grupo de profesores de teatro, música y actividades varias de algunos colegios de Bogotá, e intercambiar ideas con ellos sobre los potenciales y las distintas posibilidades de los niños y jóvenes para las diferentes expresiones artísticas. Fue muy reconfortante saber que la semilla de la creatividad y espontaneidad aún se encuentra en ellos, a pesar del bloqueo impuesto por el mundo de los mayores. La labor de los profesores de actividades es bastante incomprendida por las directivas de los colegios, más interesadas en el rendimiento académico de los muchachos y en el mantenimiento de un principio de autoridad que impone una disciplina generalmente rígida, que en la generación de indisciplina o pérdida de tiempo , como califican muchas veces a las actividades culturales o recreativas donde la espontaneidad de los muchachos produce efectos ruidosos, típicos de los momentos de alegría y de expresión de libertad.

23 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

Para hacer una representación de teatro, uno de los profesores invitó a los alumnos para que trajeran diferentes prendas. Recibió un boletín de llamada de atención por parte de las directivas por estar propiciando la indisciplina al promover cambios en los uniformes de los muchachos sin la autorización debida....

Otro profesor comentaba que era muy difícil desarrollar actividades de expresión corporal con sus alumnos porque eso era considerado vulgar...

En un colegio los muchachos decidieron que sería interesante establecer una emisora que operara en los recreos y el profesor de actividades les ayudó a confeccionar un programa que inicialmente fue aceptado por las directivas, pero cancelado dos días después por no ayudar sino a establecer indisciplina y anarquía... Los alumnos consideraron que el salón de actividades aparecía muy sobrio pintado de blanco, y consultaron con su profesor la idea de hacer unos murales de creación libre con la participación de todos los que se sintieran inclinados por el dibujo y la pintura. Al profesor le pareció una excelente iniciativa y los invitó a que trajeran materiales y presentaran diferentes diseños. Así lo hicieron y decoraron el salón al gusto de ellos. Días después se les exigió traer pintura blanca y volver a dejar el aula como estaba, pues a los dueños del colegio no les gustaba ver ese salón con tanto colorinche ...

Los profesores de actividades no tenemos sino tres alternativas: irnos en busca de otros horizontes, ante la imposibilidad de desarrollar programas integrales de expresividad que tengan en cuenta las necesidades de los alumnos; vivir una situación de tensión con las directivas por hacer el trabajo con responsabilidad, respetando el carácter de los muchachos y brindándoles alternativas de desarrollo expresivo, mientras acumulamos las suficientes llamadas de atención que justifiquen nuestro despido; o aceptar que vivimos en un entorno represivo y que no debemos hacer nada diferente de lo que nos digan se debe realizar .

Lo más grave es que parece que a los padres de familia los tuviera sin cuidado el hecho de que sus hijos poseyeran o no un adecuado desarrollo integral.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.