SUTAMARCHÁN VOLIÓ AYER SEIS MIL KILOS DE TOMATE

SUTAMARCHÁN VOLIÓ AYER SEIS MIL KILOS DE TOMATE

Por raro que parezca, en Sutamarchán (Boyacá) una asociación de cultivadores de tomate donó seis mil kilos de la hortaliza para que los habitantes protagonizaran una guerra de tomatazos .

06 de junio 2005 , 12:00 a.m.

Por raro que parezca, en Sutamarchán (Boyacá) una asociación de cultivadores de tomate donó seis mil kilos de la hortaliza para que los habitantes protagonizaran una guerra de tomatazos .

El singular evento, similar al que tradicionalmente se celebra en la provincia de Buñol (España), sirvió para que sin más preámbulos propios y desconocidos se encendieran a tomatazo limpio .

Por eso, lo de ayer fue una historia de odios y amores. Mientras algunos gozaban lanzándose tomates, Catalina González, una despechada joven de 22 años, encontró en la batalla la disculpa perfecta para desquitarse de un ex novio que la abandonó.

"Hace como un año que no nos hablábamos, pero estábamos muy cerca y no pude contenerme. Su tomatazo se lo ganó bien ganado por traicionero. Aunque él también me espichó varios en la cabeza", contó Catalina entre risas.

Al otro lado del Estadio, en donde se celebró la actividad, estaba el organizador del evento, refundido entre unas dos mil personas pintadas de jugo de tomate.

Embadurnado hasta la barba, de la que sobresalían algunas semillas, Heynner Suárez explicó que esta actividad, conocida como La Tomatina, pretende rendirle un homenaje a uno de los productos insignias de esa región de Boyacá.

Además, explicó que lo que se pretendía con esto era fomentar la industria del tomate bajo invernadero, un ambicioso proyecto agrícola que involucra a 9 municipios del departamento.

La actividad, que se desarrolló con el auspicio de la Asociación de Cultivadores de Tomate Bajo Invernadero (Asotocol), pretende consolidarse en la región.

No obstante la algarabía, doña Graciela Suárez, una humilde campesina, se manifestó conmovida al ver tanto tomate en el suelo. "Eso es pecado, deberían regalárselo a los pobres". En silencio, y con cuidado de no salir untada, la campesina cogió lo que quedaba de unos 20 tomates y se los llevó para su casa.

Lo que no sabía la señora era que, según la Asociación de Cultivadores, los tomates que se emplearon en la batalla no eran aptos para la comercialización.

Un mundo de tomate.

El de ayer fue un día de fiesta en Sutamarchán. Las casas estaban adornadas con figuras alusivas a la hortaliza, los niños y hasta los perros fueron disfrazados de tomates, y el plato fuerte del día en los restaurantes del sector no fue la apetecida longaniza sureña, sino una deliciosa y roja crema de tomate.

La fiebre por el alimento no es gratuita. Obedece al proyecto de tomate bajo invernadero que arrancó con fuerza hace dos años en la región de Alto Ricaurte, y que involucra a unos 200 agricultores de los municipios boyacenses de Sutamarchán, Villa de Leyva, Sáchica, Gachantivá, Santa Sofía, Tinjacá, Ráquira, Sora y Cucaita.

Heiner Suárez afirmó que hay bonanza de tomate, y para comprobarlo se refirió a las cifras. "El proyecto que estamos gestionando genera 800 empleos directos y otros 1.500 indirectos, y se convirtió en una nueva opción para el agro boyacense", dijo.

En la actualidad los 9 municipios tomateros producen 100 hectáreas de la hortaliza a la semana, que por su calidad, buen sabor y técnica de cultivo tienen un mercado garantizado en los principales almacenes de cadena del país, y en restaurantes como Mc Donalds, Crepes & Wafles y la cadena de cafés OMA.

Cada semana se exporta hacia Costa Rica y Cuba, en promedio, entre seis y siete toneladas. Sin embargo, Asotocol afirma que gracias a la bonanza en el año próximo dichas cifras se multiplicarán.

La guerra de tomates duró un poco más de media hora. A las 4 de la tarde empezaron a limpiar el estadio, que quedó rojo, resbaloso y lleno de tomates espichados en el suelo.

FOTO/José Miguel Palencia EL TIEMPO.

Alcaldes de nueve municipios de Boyacá participaron en el evento, que pretende convertirse en una tradición de la región.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.