CON ORACIONES Y LÁGRIMAS CLAMAN LIBERTAD

CON ORACIONES Y LÁGRIMAS CLAMAN LIBERTAD

Señor, trae a mi papá y a mi tío Uber sanos y salvos, pero bien rápido. Amén , repite de rodillas, mientras se persigna y con la inocencia de sus escasos 3 años, José Miguel, hijo de Carlos Alberto García.

19 de enero 2005 , 12:00 a.m.

"Señor, trae a mi papá y a mi tío Uber sanos y salvos, pero bien rápido. Amén", repite de rodillas, mientras se persigna y con la inocencia de sus escasos 3 años, José Miguel, hijo de Carlos Alberto García.

El es una de las cuatro personas que siguen en cautiverio del total de nueve que fueron secuestradas la pasada Nochebuena en zona rural del municipio de San Rafael, en el oriente antioqueño.

El pequeño convoca, cuatro o cinco veces al día y en cualquier lugar de su casa, a toda su familia para que todos arrodillados pidan por la pronta liberación de sus seres queridos, personas de escasos recursos económicos que no pudieron destapar con él los regalos de Navidad.

Las oraciones se hicieron más intensas en la casa del menor después de que a las 5:00 p.m. del viernes pasado les llamaron las autoridades para darles la noticia de su posible liberación.

"Pero hubo un mal entendido porque dos horas más tarde - cuenta Maryori Mejía, tía de José Miguel - nos informaron que sólo tres personas recuperaron su libertad. Haga de cuenta que eso fue como que nos los volvieran a secuestrar".

De hecho, Carlos Efraín López, León Darío García y Oscar Darío Quiroz pudieron escapar al caer la tarde del viernes cuando los integrantes del noveno frente de las Farc, que los trasladaban por las espesas montañas de San Rafael, fueron hostigados por tropas de la Cuarta Brigada del Ejército (ver recuadro).

También el 5 de enero pasado fue liberado el pensionado del Seguro Social Nulbio Duque que, a sus 67 años, presentó quebrantos de salud.

La casa de Mejía, ubicada en un populoso barrio del occidente de Medellín, estaba decorada con bombas y pancartas para la fiesta de bienvenida que amigos, vecinos y familiares darían al desempleado Uber Nebardo Posada y el operario Carlos Alberto García, ambos de 40 años. Pero las sonrisas se cambiaron por lágrimas de zozobra y la aflicción volvió a sus rostros.

"De tanto rezar nos vamos a canonizar, hay días en que uno se despierta con esperanzas, y otros en que se amanece con angustia", dice entre lágrimas Argenis Eusse, esposa de Posada y quien como los demás familiares está recibiendo apoyo sicológico profesional por parte de las autoridades.

Por su parte, Alba Nelly Orrego, esposa del profesor Cayetano Otálvaro, no duerme por la incertidumbre de que el padre de sus dos hijos de 10 y 6 años no tenga acceso a los inhaladores y pastillas que requiere para controlar su hipertensión arterial y asma.

Otra mujer que trata de mantener la calma en medio de la zozobra es Erika Cossio, esposa de David Mauricio Aristizábal, un joven de 28 años y desempleado que es el cuarto de los secuestrados y del que tampoco se ha tenido noticia.

Los familiares, en medio de afugias económicas, al comenzar el año escolar de los hijos de quienes continúan retenidos esperan una llamada para saber de sus seres queridos.

Cada vez que hablan de ellos no logran contener las lágrimas y están aferrados a las oraciones para que por medios divinos los captores comprendan que no tienen un peso para pagar el rescate.

CONTINAN LOS OPERATIVOS.

Cerca de 200 uniformados de la fuerza pública continúan con los operativos en zona rural de San Rafael y San Carlos para liberar a todas las personas secuestradas hace 25 días.

En la zona han sido desactivados varios campos minados que han dificultado los operativos del Ejército y han dejado cuatro soldados y un subteniente heridos.

Se han presentado varios enfrentamientos que hasta ahora reportan cuatro subversivos muertos y la incautación de armamento y explosivos.

Además las tropas de los batallones Plan Especial y de Artillería No. 4 y el Gaula Rural de Oriente cuentan con el apoyo de la Fuerza Aérea durante la búsqueda por la quebrada topografía donde hay identificados varios corredores estratégicos de la guerrilla.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.