PERDÍ LA MEMORIA

PERDÍ LA MEMORIA

Qué bueno sería olvidar las fechas para pagar impuestos, las deudas de los desvanecidos aguinaldos y hasta los conflictos fronterizos. Pero no. Estamos obligados a recordar desde los nombres de los seleccionados para el nuevo reality, hasta los cargos del último extraditado. Para eso necesitamos buena memoria.

19 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Qué bueno sería olvidar las fechas para pagar impuestos, las deudas de los desvanecidos aguinaldos y hasta los conflictos fronterizos. Pero no. Estamos obligados a recordar desde los nombres de los seleccionados para el nuevo reality, hasta los cargos del último extraditado. Para eso necesitamos buena memoria.

Si ya se le olvidó que está leyendo EL TIEMPO de Colombia y no El País de Venezuela, procure anotar las siguientes recomendaciones:.

Tranquilo. Ansiedad y atención afectan el desempeño de la memoria. El cerebro necesita calma para codificar la información. Trate de recordar cuánto debe de sus últimas vacaciones. Así sabrá cuándo fue el último descanso.

Destaque. Necesita un resaltador para escoger lo que es importante y desechar lo que no lo es. Repítase, repítase solo lo útil. Despreocúpese de la política.

Lea. Si su problema es recordar palabras, puede ser porque no las usa lo suficiente. De las 88.431 palabras del Diccionario de la Real Academia Española, lo más seguro es que use menos de 3.000. Así el vocabulario está oxidado y se evade de la mente. Solución: lea lo que sea, pero lea. Incluso columnas como esta.

Ojo con los medicamentos. Si sentado en la cama no recuerda si se está levantando o acostando, revise las medicinas que toma. Las pastillas para la tensión, los antihistamínicos y algunas drogas para hacer dieta, borran la memoria reciente. Si no se le olvida, consulte con su médico.

Asocie palabras. Es más fácil recordar nombres o palabras si se asocian con algo. Por ejemplo, si tiene que recordar el nombre de Pedro Torres, relaciónelo con las piedras que refuerzan las torres. Hágalo siempre que conozca a alguien que le importe.

Invente. Si necesita recordar varias cosas, elabore una historia en la que participen las palabras que quiere memorizar. Por ejemplo, si en el mercado quiere comprar carne, guayabas, leche y pan, relátese un cuento donde una vaca toma jugo de guayaba en leche sobre un campo de trigo. Es una historia absurda. Fresco: algunos decretos también lo son.

Hable con usted. No se avergence, refuerce lo que quiere recordar con una señal auditiva. Si tiene que pagar el recibo del agua en la tarde, repita en voz alta: "Tengo que pagar el agua en la tarde". Lo recordará más fácil. Evite hacerlo en el cine o en la dentistería.

Amárrese. Un cordón alrededor de un dedo, cambiar el reloj de muñeca o un anillo. Es útil cuando se relacionan con algo que no debe olvidarse: un cumpleaños, una llamada...

Haga imágenes. Si siempre olvida dónde dejó las llaves, procure siempre mirarlas antes de soltarlas. Los ojos actúan como cámara fotográfica que le devolverá las imágenes cuando trate de recordar. Hágalo siempre con todos los objetos. No funciona cuando quiere dejar a alguien.

Por último. Si siente angustia por sus fallas de memoria, consulte con el médico. Pero recuerde (si puede) que más que la capacidad para memorizar, es importante la capacidad para olvidar. Que tal no poder olvidar los malos gobiernos?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.