SONY LANZA TV PARA TRATAR DE REPETIR EL ÉXITO DE TRINITON

SONY LANZA TV PARA TRATAR DE REPETIR EL ÉXITO DE TRINITON

En 1968, Sony Corp. se volvió una leyenda de la ingeniería al lanzar Trinitron, un televisor que era técnicamente complejo pero que ofrecía una calidad de imagen tan buena que pasó a ser uno de los productos más populares y rentables de la empresa. (VER GRAFICO: PANTALLA GRANDE)

21 de abril 2005 , 12:00 a.m.

En 1968, Sony Corp. se volvió una leyenda de la ingeniería al lanzar Trinitron, un televisor que era técnicamente complejo pero que ofrecía una calidad de imagen tan buena que pasó a ser uno de los productos más populares y rentables de la empresa.

(VER GRAFICO: PANTALLA GRANDE).

Ahora Sony intenta repetir ese éxito. La gigante japonesa de electrónicos planea este año un gran lanzamiento de un aparato de TV de proyección trasera que se basa en un semiconductor tan difícil de producir que Philips Electronics NV e Intel Corp. desistieron del proyecto. Los televisores usarán una tecnología de semiconductores compleja llamada cristal líquido en silicio, o LCOS por su abreviatura en inglés. Esta tecnología competirá, según analistas, con las pantallas planas más sofisticadas del mercado en términos de calidad de imagen y resolución. Además, los nuevos aparatos también costarían potencialmente mucho menos.

De momento, problemas de producción hicieron que los televisores LCOS fueran caros y difíciles de encontrar. El modelo experimental de 70 pulgadas de Sony cuesta US$13.000 y se vendieron apenas algunas miles de unidades desde su lanzamiento este año.

Los rivales también observan de cerca, porque un gran lanzamiento de un aparato LCOS representaría una competencia aún más enconada en el creciente mercado de relativamente alto margen para televisores grandes.

Pero para Sony hay mucho en juego. En los últimos dos años, la empresa ha estado luchando por impulsar las ganancias de su alicaída división de electrónicos y apaciguar las sospechas de que perdió sus poderes de innovación.

La presión para un cambio ha sido tan fuerte que el mes pasado Sony decidió remplazar su veterano presidente ejecutivo, Nobuyuki Idei, por el director de operaciones Howard Stringer, quien prometió que su prioridad sería darle un giro a la división de electrónicos.

Los aparatos LCOS de Sony son una prueba crucial a la capacidad de recuperación de la compañía que inventó el Trinitron y el Walkman. En la era post Trinitron, siento como si el destino de la empresa dependiera de esto , dice Shuni ichi Hashimoto, ingeniero de Sony que dedicó ocho años a la creación del chip. Sony es una empresa de televisores y tenemos que descubrir cómo hacer que un aparato que lleva la marca Sony sea el centro de la sala .

El chip LCOS de Hashimoto, a lo que Sony bautizó como SXRD, se parece a un espejo rectangular del tamaño de la uña del pulgar pegado a una tira de circuitos eléctricos. En realidad, es como un sándwich que se hace cubriendo un semiconductor con un película de cristal líquido (el mismo material que rellena las pantallas de cristal líquido) con una pedazo de vidrio arriba. Cuando un rayo de luces de colores es dirigido al chip, señales eléctricas enviadas a dos millones de células minúsculas en el interior hacen que las moléculas de cristal líquido se muevan. Eso modifica la cantidad de luz reflejada desde el chip para formar la imagen en la pantalla.

Los televisores, sin embargo, han sido increíblemente difíciles de fabricar. Ha sido tan complicado nivelar el cristal líquido y el vidrio que componen el semiconductor que la mayoría de las empresas tenían que producir los chips uno por uno, un proceso lento y caro. A fines del año pasado, Philips informó que cancelaría la fabricación de su línea de televisores LCOS e Intel dijo que detuvo el desarrollo de su propio chip LCOS porque no creía posible obtener ganancias a corto plazo.

Hashimoto dijo que después de años de pruebas, encontró una manera de producir partes del chip en serie, lo que posibilitó una reducción significativa de los costos.

Los aparatos LCOS tienen una resolución más alta y mejor calidad de imagen que los televisores de proyección trasera de cristal líquido, en los que se ve con frecuencia una especie de rejilla cuando se mira de cerca. En los aparatos LCOS de Sony esas líneas desaparecen.

El presidente de la división de televisión de Sony, Makoto Kogure, dice que espera que los aparatos LCOS sean vendidos a precios inferiores a US$10.000.

Pero los analistas creen que los televisores LCOS son un rompecabezas de partes complicadas de producir y algunos dudan de las posibilidades de éxito de Sony. Yuji Fujimori, analista de Goldman Sachs, calcula que Sony será capaz de producir solamente 100.000 unidades este año debido a dificultades de producción. La cifra equivale a un quinto del total que Sony promete fabricar este año.

Y los televisores LCOS de Sony entrarán en un mercado estadounidense que ya está desbordándose de competidores y una variedad tecnológica aún mayor que antes, desde aparatos con proyección trasera que usan una tecnología rival de Texas Instruments Inc. hasta aparatos cada vez más grandes de plasma o cristal líquido. Algunas de las opciones disponibles cuestan hasta $2.000. Hay una guerra de precios , dice el analista Riddhi Patel, analista de iSuppli. No veo por qué alguien querría comprar un LCOS a menos que exista una ventaja considerable .

Sony dice que sus aparatos LCOS tendrán resolución superior a la de sus rivales y que está preparada para la pelea. No tenemos prisa , dice Kogure. Planeamos hacer esto de la mejor manera .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.