INVESTIGAN LAS CAUSAS DE ACCIDENTE DE HELICÓPTERO

INVESTIGAN LAS CAUSAS DE ACCIDENTE DE HELICÓPTERO

La comisión nombrada por los comandos del Ejército y la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), avanzaba ayer en la investigación para determinar las causas del accidente del helicóptero militar que se estrelló contra un cerro en la zona rural de Turbo, región de Urabá. En el hecho perdieron la vida los ocho ocupante de la nave.

13 de junio 1993 , 12:00 a.m.

El choque del helicóptero se presentó en área selvática de Turbo, sitio conocido como Las Cañas, después de que abasteciera de provisiones a las tropas de contraguerrilla que perseguían a un grupo de delincuentes guerrilleros.

Los subversivos habían asesinado horas antes a un oficial y un soldado del Batallón Voltígeros, que hacían parte de una patrulla del Ejército que realizaba labores de vigilancia y control en la zona.

Las primeras indagaciones de los técnicos de la comisión indican que al momento del accidente se presentaba mal tiempo en la región.

Sin embargo, dijeron que sólo se conocerán las causas del percance una vez esté completamente terminada la investigación.

Funcionarios de la comisión descartaron que el helicóptero, un UH1H de matrícula 4404, haya sido derribado por el fuego de artillería de los insurgentes.

Entre tanto, hacia las 9:30 de la mañana de ayer desde las instalaciones del Comando Operativo Número Uno, con sede en Carepa (Antioquia), despegó una aeronave con los cadáveres de los militares muertos en el accidente.

El destino inicialmente fue Montería, donde dejaron el cadáver del soldado Clemen David Vives Olivera, y luego Sincelejo (Sucre), de donde era oriundo el también soldado Anuar Moreno Arcea.

Posteriormente, el vuelo especial aterrizó en Bogotá.

A esa capital llevaron los cadáveres del mayor Walter Fratini Lobacio, comandante del Batallón de Contraguerrilla Coyarac de la XI Brigada del Ejército; del piloto, teniente Alexander Rueda Vargas; del copiloto, subteniente Jacobo Martínez Rubiano; del técnico tercero, Gabriel Pinilla Perico; el del teniente Pablo Trujillo Matta, de la Tercera Compañía Antinarcóticos de la Policía, con sede en Turbo y el del agente de la misma institución, José Aníbal Hernández Trejos.

De otro lado, voceros oficiales del Comando Operativo Número Uno informaron que tropas del Batallón Voltígeros, adscrito a esa unidad militar, continuaban ayer realizando operaciones en el corregimiento El Dos, jurisdicción de Turbo.

La misión de las unidades militares es dar con el paradero de los subversivos de la Farc, el ELN y el grupo de Caraballo, que huían hacia las zona más montañosa de la región agroindustrial de Urabá.

Las fuentes informaron, igualmente, que no habían sufrido más bajas en las filas del Ejército y que tampoco habían encontrado cadáveres de guerrilleros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.