REVIVE EMBALSE DE PIEDRAS BLANCAS

REVIVE EMBALSE DE PIEDRAS BLANCAS

Después de 14 meses de parálisis por trámites y evaluaciones ante Planeación Nacional y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ayer revivió el megaproyecto del embalse de Piedras Blancas, en Santander.

20 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Después de 14 meses de parálisis por trámites y evaluaciones ante Planeación Nacional y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ayer revivió el megaproyecto del embalse de Piedras Blancas, en Santander.

La Compañía del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga anunció la continuidad en el proceso de selección de la firma que realizará los estudios de financiación de la obra.

Voceros de la empresa aseguraron que el próximo mes seleccionará la firma que realizará los análisis de financiación del megaproyecto que tendrá un costo de 200 millones de dólares (unos 460 mil millones de pesos) y se construiría en el Páramo Berlín, a hora y media al oriente de la capital santandereana. El embalse garantizaría el líquido a un millón de habitantes del área metropolitana hasta el 2025.

La escogencia de las propuestas se realizará entre los consorcios William Halcrow y Parthers Ltda, Deloitle Touche-Selfinver Banca de Inversión, K y M Engineering-Ingesam Ltda, Banco Bilbao Vizcaya Argentaria S.A y M+1. La licitación para los estudios de financiación, que costarán un millón de dólares (2.300 millones de pesos), se cerró el 11 de noviembre del 2003.

El embalse obtuvo directamente del Ministerio de Ambiente su licencia en septiembre del 2003, en medio de polémicas con opositores ambientalistas y de una decisión de la Corporación Autónoma de la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (Cdmb) que inicialmente se la negó.

El director general de Proyectos del Acueducto, Eliseo Osorio, dijo que la firma ganadora dará en aproximadamente un año su concepto sobre la forma de financiación del proyecto que contempla un embalse de 70 metros de alto, con capacidad para almacenar 31 millones metros cúbicos de agua, y que sería abastecido de las quebradas Guayabales, Coyagá y Piedras Blancas.

La Asociación de Defensores del Agua del Páramo de Berlín (Asodeaguas), con sede en Piedecuesta, advirtió que "hay la duda de que Santander sea capaz de asumir una obra de 200 millones de dólares y es posible que se opte por buscar el capital foráneo, como mayoritario, y nos vendan finalmente el agua más cara de lo que nos puede costar realmente".

Oscar Sanmiguel, directivo de Asodeagua, dijo que los estudios de diseño que contrató el Acueducto con la firma Ingetec-Eta no son precisos, pues no se calculó con exactitud el peso de la presa y su influencia en la zona considerada como de riesgo sísmico.

Mientras tanto, la Corporación Ambiental de Norte de Santander (Corponor), se mantiene a la expectativa de lo que ocurra con el proyecto ya que algunos de los campesinos de la microcuenca de Guayabales, en Silos (Norte de Santander), insisten en que el embalse generaría escasez de agua para el riego de cultivos de cebolla junca y papa, situación que desmiente la Compañía de Acueducto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.