EL GOBIERNO LIQUIDÓ AL BANCO CAFETERO Y CREÓ A GRANBANCO-BANCAFÉ

EL GOBIERNO LIQUIDÓ AL BANCO CAFETERO Y CREÓ A GRANBANCO-BANCAFÉ

En una operación similar a la realizada en 1.999 con la Caja Agraria y que dio origen al Banco Agrario, el gobierno acaba de liquidar al Banco Cafetero y dar vida a una nueva entidad denominada Granbanco-Bancafé. (VER CUADROS: PRINCIPALES CIFRAS DEL ANTIGUO BANCAFE Y LA TRANSFORMACION DE BANCAFE)

08 de marzo 2005 , 12:00 a.m.

En una operación similar a la realizada en 1.999 con la Caja Agraria y que dio origen al Banco Agrario, el gobierno acaba de liquidar al Banco Cafetero y dar vida a una nueva entidad denominada Granbanco-Bancafé.

(VER CUADROS: PRINCIPALES CIFRAS DEL ANTIGUO BANCAFE Y LA TRANSFORMACION DE BANCAFE).

La operación fue anunciada ayer por el presidente de la entidad, Jorge Castellanos, minutos después de que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público expidiera el decreto 610 "por el cual se ordena la disolución y liquidación del Banco Cafetero S.A.".

La alta cirugía a la que fue sometido el otrora banco de los cafeteros, comenzó hace varias semanas y se mantuvo en secreto hasta que ayer finalmente fue anunciada.

Con este tipo de transformación el gobierno resuelve de un "tajo" uno de los problemas más grandes que ha tenido esta institución y que fue uno de los obstáculos para su venta el año pasado. Se trata de la pesada carga laboral, dada la costosa convención colectiva del banco.

Cabe anotar que como consecuencia de la disolución y liquidación, se procederá a la terminación de los contratos de trabajo que se encuentren vigentes y se harán nuevos contratos para los empleados que arranquen con el banco naciente.

El presidente de la entidad advirtió que se garantizará el pleno respeto y respaldo a los derechos laborales y pensionales.

Al viejo Banco Cafetero han estado vinculados 3.350 empleados y se espera que un número similar continúe en la entidad bancaria recién creada.

Los que no sigan serán liquidados conforme a la ley y de hecho se presupuestaron los recursos necesarios para cumplir con el pago en caso de las respectivas indeminizaciones.

Se estima que el costo de llegar a indeminizar a toda la plantilla sería de alrededor de 212.000 millones de pesos.

Castellanos señaló que el nuevo banco nace fortalecido y que el cambio de modelo cuenta con el pleno apoyo del gobierno y del Fondo de Garantías de Instituciones Financieras, Fogafín.

Explicó que el propósito de la transformación es dotar al nuevo Granbanco de una capacidad mayor para competir en el actual entorno financiero del país.Fortalecer una cultura del servicio al cliente.

-La operación del nuevo modelo:.

La alta cirugía que se emprendió comenzó con la escisión de Granahorrar, entidad de la cual se separó un patrimonio de 130.000 millones de pesos (básicamente un portafolio de inversiones).

Esta especie de cascarón que se creó, sirvió de vehículo para recibir la operación del Banco Cafetero.

Así, allí se transfirió la marca (Bancafé) los activos, pasivos y contratos del viejo Banco Cafetero.

Quedó entonces, una entidad residual, denominada Banco Cafetero S.A en liquidación en donde estarán los contratos laborales y el pasivo pensional.

De acuerdo con la estructura de la operación, el banco en liquidación quedará con activos por 782.000 millones de pesos y un patrimonio de 97.000 millones de pesos. Los pasivos ascienden a 685.000 millones de pesos.

El Granbanco-Bancafé nace con unos activos por 6,9 billones de pesos, un patrimonio por 630.000 millones y unos pasivos por 6,3 billones de pesos. Uno de los hechos a destacar del nuevo banco es que nace sin capital garantía, que sí tenía el viejo banco.

La nueva entidad tendrá 235 oficinas en todo el país, y según explicó Jorge Castellanos seguirá cumpliendo con una función social bancaria y fortaleciendo el sector de las pymes.

De hecho, señaló que el año pasado fue uno de los bancos que registró un mayor crecimiento de la cartera para el sector de la pequeña y mediana empresa.

Sobre el futuro del nuevo Granbanco-Bancafé no hay todavía nada resuelto. El presidente de la República, Alvaro Uribe, se ha mostrado partidario de mantenerlo bajo la esfera estatal, sin embargo, una decisión definitiva al respecto no se ha tomado.

De todas maneras, con la nueva estructura del naciente banco, se resuelven los problemas que impidieron el año pasado su paso a las manos privadas.

Es decir, el nuevo banco resulta mucho más atractivo a los ojos de los inversionistas para cuando el gobierno decida si lo pone a la venta.

-Trabajadores a la expectativa:.

A la espera de una notificación oficial se encontraban ayer al cierre de esta edición los trabajadores sindicalizados de Bancafé.

Aunque los rumores se hicieron sentir desde ayer en las primeras horas de la tarde, sólo hasta entrada la noche, y a través de los medios de comunicación, los miembros del sindicato se enteraron de la decisión.

"Quedamos pendientes de ver qué es lo que se plantea con el Banco porque lo que entiendo hasta ahora, por los medios, es que nace una nueva entidad con otras condiciones laborales y sigue el Bancafé en liquidación que seguirá con la convención colectiva", dijo Ricardo López, ex presidente de la Uneb.

Al cierre de esta edición los miembros de la Uneb, estaban reunidos para establecer si había algo que hacer o no.

"Hacer un paro con un banco en liquidación para qué. No podemos reaccionar mañana (hoy). No conocemos un decreto ni nada".

Lo cierto es que todos los empleados están citados a trabajar hoy.

La incertidumbre entre los empleados es la forma cómo se irán terminando los contratos, y cómo y cuándo se firmarán los nuevos, así como quiénes serán los llamados a hacer parte de la nueva entidad.

Por su parte, los gerentes de las diferentes oficinas de Bancafé en Bogotá fueron citados ayer al finalizar la tarde en la sede principal de la entidad para explicarles la decisión adoptada.

La instrucción impartida al término de la reunión fue la de tranquilizar a los clientes de la entidad bancaria, quienes no se verán afectados.

-Cirugía tras cirugía:.

El Banco Cafetero se liquida después de poco más de 50 años de vida en el mercado financiera colombiano.

Por muchos años, fue el exitoso banco de los cafeteros, pero con la crisis de la caficultora y del Fondo Nacional del Café, a finales de la década del 90, Bancafé pasó a manos del gobierno tras recibir el apoyo del Fondo de Garantías de Instituciones Financieras, Fogafín.

En varias ocasiones debió recibir recursos del Estado, que ascendieron en sumas cercanas a los 2,2 billones de pesos.

Tras una fuerte operación de saneamiento, el año pasado, el gobierno a través de Fogafín intentó venderlo en subasta pública.

La operación no tuvo éxito, en otras razones, por la costosa convención colectiva.Desde el año pasado, Fogafín emprendió otro proceso de ajuste para intentar ponerlo a tono para una nueva venta.

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.