Secciones
Síguenos en:
PUERTO GALLINA,UNA PLAYA NATURAL

PUERTO GALLINA,UNA PLAYA NATURAL

Es como Playa Blanca, allá en Cartagena, pero chiquita . Así habla Joaquín Arbeláez, un ibaguereño que cada que puede viaja hasta Saldaña a visitar a sus amigos para invitarlos a Puerto Gallina, una especie de balneario natural donde el agua del río Saldaña baja tibia y con peses a bordo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
10 de febrero 2005 , 12:00 a. m.

"Es como Playa Blanca, allá en Cartagena, pero chiquita". Así habla Joaquín Arbeláez, un ibaguereño que cada que puede viaja hasta Saldaña a visitar a sus amigos para invitarlos a Puerto Gallina, una especie de balneario natural donde el agua del río Saldaña baja tibia y con peses a bordo.

El lugar es tal vez el mayor atractivo que tiene esta localidad, a una hora y media de Ibagué, en cuanto a lugares de esparcimiento se refiere. No solo porque las personas se puedan bañar, sino realizar verdaderas fiestas, con conjuntos musicales similares a las que se hacen en las playas de Cartagena o Santa Marta.

Puerto Gallina se encuentra a unos 5 kilómetros de la vía principal que conduce a Neiva (Huila). Para llegar hay que ir a Saldaña y transitar unos metros antes de salir del pueblo en la vía hacia el sur. Luego, por carretera destapada, pero asequible, hay que transitar por una vía paralela a un canal de riego, muy populares en la zona.

Desde su llegada se puede notar lo sorprendente que puede ser el lugar: hay una imponente playa natural que pueden albergar más de 100 casas de interés social, demasiados árboles que dan sombra para la relajación, como una selva virgen; cuevas que dan fe de historia pasada y un espacio natural como es el río para la pesca deportiva y la fiesta.

Angel María Gómez, natural de Saldaña, dice que cuando el río baja en sus aguas la gente puede pasar el afluente caminando, sin riesgo a un accidente. "Y en época de aguas altas se pueden pescar hasta nicuros y divertirse durante todo el día o si se quiere durante parte de la noche", asegura.

En el lugar se puede notar un elevado puente peatonal que sostiene en buena medida el oleoducto que pasa cerca del municipio, así como también se pueden notar los puentes de antiguos ferrocarriles que aún sobreviven. "Lo más interesante es ver la naturaleza de los árboles con la belleza de los puentes que se ven", dice Arbeláez.

Sin embargo, es el sitio favorito cuando el año comienza. El paseo de olla, pasar el trago amargo del guayabo o solo bañarse en el río Saldaña, que nace en el páramo de la Yerbabuena, parecen ser los fines de este lugar.

"Aquí hay unas cuevas, que están a punto de cerrarse por la maleza, que pueden tener más de cinco kilómetros de profundidad. Hay personas que cuenta que llega hasta el centro del pueblo", dice Arbeláez. "Pero son leyendas que nadie quiere probar", sostiene.

Cierto o no, Puerto Gallina ya es un legendario lugar que todo el pueblo de Saldaña y parte del Tolima conoce como un balneario natural que no solo tiene agua sino mucho ambiente.

Foto:En Puerto Gallina no solo se puede pescar o bañarse, también se consigue aprender a leer el paisaje natural de Saldaña.

Javier Amaya

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.