E V A L U A C I O N POR QUÉ SE RAJÓ COLOMBIA

E V A L U A C I O N POR QUÉ SE RAJÓ COLOMBIA

Publicó EL TIEMPO, hace unos días, una noticia sobre la calificación de país parcialmente libre que le asignó a Colombia la Freedom House, y que mereció respuesta de la Cancillería a través de nuestros diplomáticos en Australia. De acuerdo con The Bulletin, que, según parece, no es sino un resumen del estudio realizado anualmente por la organización norteamericana, el narcotráfico determinó la calificación. Esto es una verdad a medias. Porque el informe completo contempla una multitud de variables, que no solo nos otorgó la condición de país parcialmente libre, sino que nos rajó con una nota de 3.5 en la escala de 1 a 7.

23 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

La evaluación emplea una estricta metodología para valorar los derechos políticos y las libertades civiles en todos los países del planeta. El 3.5 que nos descabezó obedece a elementales principios que cualquier nación democrática debe respetar.

Colombia no pasó el examen por varias razones: restricciones a la libertad de prensa, limitaciones a la actividad económica privada, impurezas en los procesos electorales, violaciones permanentes al derecho a la vida, ausencia de igualdad de oportunidades, desconocimiento a las minorías, olor a guerra civil.

El informe no debería parecernos insólito ni equivocado. Está lleno de verdades con las que, infortunadamente, aprendimos a convivir. Son parte de nuestra vida cotidiana. Nos hemos acostumbrado a soportar su carga, como si fuera natural doblegar la espalda ante ellas. Nuestra propia percepción es, entonces, subjetiva. En este aspecto la visión exterior tiende a ser más realista. El estado de anormalidad en que cabalgamos sigue siendo anormal para los demás. Un 3.5 es una nota pésima pero no descabellada.

Reducir el problema de Colombia a los terrenos del narcotráfico es una solución facilista. Porque tenemos problemas más graves aunque menos espectaculares.

Aceptar y enmendar. No hay alternativa. Un informe como el de la Freedom House no termina su recorrido en los estantes de los analistas. Pasa de escritorio en escritorio. De computador a computador. Escala los edificios de los inversionistas extranjeros. Aparece anexo a las solicitudes de crédito internacionales. Lo dirigen los periodistas de otras latitudes. Trota por el mundo. Es inatajable.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.