SUSPENDIDO ALCALDE DE IBAGUÉ

SUSPENDIDO ALCALDE DE IBAGUÉ

En la habitación de un hotel de Rosario, a cuatro horas de Buenos Aires (Argentina), el alcalde del Partido Liberal Rubén Darío Rodríguez se notificó el miércoles de la suspensión provisional por 90 días ordenada por la Procuraduría General de la Nación.

01 de abril 2005 , 12:00 a.m.

En la habitación de un hotel de Rosario, a cuatro horas de Buenos Aires (Argentina), el alcalde del Partido Liberal Rubén Darío Rodríguez se notificó el miércoles de la suspensión provisional por 90 días ordenada por la Procuraduría General de la Nación.

La noticia se la dio por teléfono su secretario de Gobierno, Rodrigo Páez Olaya, quien estaba ejerciendo como alcalde encargado.

La decisión del ente de control sorprendió al mandatario porque apenas el lunes al mediodía, poco antes de subirse al avión que lo llevaría a Argentina, conoció el inicio de una investigación, por lo que le dio poder al abogado Jaime Orlando Santofimio para que lo representara.

Al cierre de esta edición, el alcalde Rodríguez buscaba afanosamente un vuelo de regreso a Colombia que le permitiera asistir hoy a una audiencia pública improrrogable en Bogotá.

Allí tendrá que responder ante el procurador delegado César Augusto Amaya por una presunta falta disciplinaria cuando renunció al Instituto Nacional de Pesca y Agricultura (Inpa) y postuló su nombre a la Asamblea del Tolima, en el año 2000.

El auto de la Procuraduría que hoy mantiene al alcalde al margen de los destinos de Ibagué se desprende de un fallo del 21 de julio de 2004 de la sección primera del Consejo de Estado, que decretó la pérdida de su investidura como diputado del Tolima, cargo en el que se desempeñaba durante el período 2001-2003.

No obstante, Rodríguez ya no era diputado sino alcalde. Según ponencia del magistrado Gabriel Eduardo Mendoza, la Procuraduría encontró que Rodríguez violó el régimen de inhabilidades por ejercer la dirección regional del Inpa, justamente hasta seis meses antes de inscribir su nombre como candidato a la Asamblea del Tolima y no un año como lo exige la ley.

Por su parte, el abogado del mandatario para ese caso, Wilson Leal, dijo que este lío jurídico es solo una consecuencia inmediata a cargos de elección popular en el futuro. "Al momento de inscribirse (a la alcaldía), el alcalde Rodríguez no estaba siendo afectado de pérdida de investidura, porque ocurre un año después de la sentencia. Además, es una decisión de pérdida de investidura a un cargo que no ostenta porque él ya no era diputado, sino alcalde", señaló Leal.

El abogado Leal también recordó que la Procuraduría Regional archivó una investigación contra Rodríguez por una posible violación al régimen de inhabilidades al posesionarse como diputado. "Fue absolutorio, de tal manera que es indiscutible para el actual proceso", afirmó.

No obstante, el abogado demandante, Orlando Arciniegas, sostiene que el alcalde Rodríguez debió renunciar cuando el Consejo de Estado le retiró la investidura, pues es claro que esa condición lo inhabilitaba para seguir ejerciendo.

"El Código Unico Disciplinario establece lo que se denomina inhabilidad sobreviniente, que es aquella que se da cuando la persona habiendo estado inhabilitada para desempeñar el cargo y ya en desarrollo del mismo le aparece la inhabilidad, que en el caso del alcalde es para volver a acceder a cargos de elección popular. Para mí, el alcalde se cae", señaló Arciniegas.

FOTO/Archivo EL TIEMPO.

Rubén Darío Rodríguez se desempeñó como diputado en el 2002.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.