LA CFP TIENE PLATA PARA PRESTAR

LA CFP TIENE PLATA PARA PRESTAR

No todo el sector financiero está sin recursos para prestarle al sector productivo, pese a las medidas restrictivas adoptadas por el Gobierno para controlar la inflación. El ministro de Hacienda Rudolf Hommes, dijo la semana anterior que los mecanismos de crédito de fomento tenían recursos importantes para atender buena parte de los requerimientos de crédito.

28 de enero 1991 , 12:00 a.m.

La Corporación Financiera Popular tiene disponibles alrededor de 20.000 millones de pesos para atender la adquisición de equipos y capital fijo y necesidades de capital de trabajo de las empresas medianas, pequeñas, microempresas y famiempresas y aún de empresas consideradas grandes.

Por ello, el gerente de la Corporación Camilo Arturo Cabal Cabal, ha cursado una invitación a los empresarios del país para que presenten proyectos de desarrollo manufacturero y expongan sus necesidades de capital de trabajo a la entidad que cuenta con recursos de fomento en sus distintas líneas.

El plazo de los créditos para la compra de activos fijos es entre cuatro y diez años, con tres años de gracia a capital. El plazo para los préstamos de capital de trabajo va entre uno y cinco años.

Como una innovación significativa, los proyectos pueden ser elaborados por las mismas empresas o por firmas especializadas en la elaboración de este tipo de estudios.

La Financiera Popular tiene cinco líneas disponibles para atender al sector manufacturero.

A los medianos (hasta 640 millones de pesos de activos fiscales) y a pequeños empresarios, los atiende con recursos obtenidos del Banco Mundial, el Fondo Financiero Industrial y el Fondo de Promoción de Exportaciones (Proexpo). Su disponibilidad de recursos supera los 10.000 millones de pesos.

Para atender a las microempresas y famiempresas cuenta con recursos del Banco Interamericano de Desarrollo y de contrapartida del Instituto de Fomento Industrial.

Las fuentes de recursos para empresas grandes provienen del Eximbank, Fondo de Inversiones Privadas y del Fondo de Promoción de Exportaciones.

Ciertamente la Corporación no tiene la capacidad para atender los requerimientos de todo el sector no formal de la economía, que ascienden a 300.000 millones de pesos, pero no por ello se puede abandonar a un sector que genera el 41.2 por ciento del empleo urbano y en términos absolutos ocupa más de tres millones de personas , considera Cabal Cabal. Siete objetivos Las utilidades de la Corporación ascendieron a 256 millones de pesos hasta noviembre de 1990 y sus activos llegaron a 25.362 millones.

La administración está empeñada en impulsar la captación de recursos, dentro de un nuevo enfoque y mentalidad de servicio hacia los empresarios y clientes de la entidad. Sus socios son el IFI, Proexpo, el Banco Popular, Corferias y el gobierno nacional.

Las 15 seccionales han recibido la orden de atender y estudiar las solicitudes de crédito con el ánimo de ayudar, no de entorpecer. Actualmente se estudia con Acopi una reducción de los requisitos y trámites de los créditos.

Para recuperar la credibilidad y alcanzar una mayor eficiencia en la prestación de los servicios que redunde en beneficio de la pequeña y mediana empresa nacional, la Corporación ha emprendido un plan que incluye los siguientes puntos básicos: - Privatización: se ha decidido la vinculación del sector privado en su capital. La decisión fue tomada en octubre del año anterior y pretende vincular al sector microempresarial, a Acopi y al sector cooperativo. Se espera una capitalización de 4.000 millones de pesos. - Leasing: la ley le autoriza a la entidad prestar este servicio, que espera iniciar proximamente. A través de él, los empresarios accederán al arrendamiento de equipos de moderna tecnología con opción de compra. - Sistematización: se ha iniciado un programa de sistematización con enfoque hacia el mercado de sus servicios que incluye las áreas de mercadeo, reactivación del crédito de la microempresa y de la pequeña y mediana industria y depósitos. - Menos trámite: se ha iniciado un plan de reducción de trámites. Las primeras acciones tienen que ver con un convenio realizado con el Fondo Nacional de Garantías que elimina el 50 por ciento del trámite para el microempresario y elaboración de un nuevo formulario de solicitud. El paso siguiente es llevarlo a los demás usuarios. - Cobro de cartera: la Corporación debe bajar sus índices de cartera vencida, a través de una mejor administración de sus oficinas. - Recurso humano: premisa del nuevo esquema es contar con el recurso humano adecuado, con nueva mentalidad, programas de capacitación y mecanismos de control.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.