LA LEY, ENTRE EL ESOTERISMO Y LA ESPERANZA

LA LEY, ENTRE EL ESOTERISMO Y LA ESPERANZA

Beto Cuevas piensa que para La Ley lo mejor está por llegar. Por eso la idea de hacer un disco de éxitos no fue, al comienzo, la más seductora. Pero, una vez en el proceso de sacarla a la luz, pudo resumir en 13 canciones, 15 años de historia. Además, dio cuenta de la presión que significó hacer, contra reloj, tres nuevas piezas musicales. De ahí surgió el título de su álbum antológico: Historias e histeria.

21 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Beto Cuevas piensa que para La Ley lo mejor está por llegar. Por eso la idea de hacer un disco de éxitos no fue, al comienzo, la más seductora. Pero, una vez en el proceso de sacarla a la luz, pudo resumir en 13 canciones, 15 años de historia. Además, dio cuenta de la presión que significó hacer, contra reloj, tres nuevas piezas musicales. De ahí surgió el título de su álbum antológico: Historias e histeria.

En el disco se encuentran éxitos que van desde Doble opuesto, el primer hit de La Ley en su país natal, que los distanció de los grupos de rock de su entorno, enfocados hacia la canción social; hasta Mírate, la más nueva, que mueve a la reflexión sobre la guerra. Precisamente, sobre su historia y su histeria, Cuevas habló con EL TIEMPO.

"No se hace música pensando en qué hacen los otros o cuál es la tendencia -explica el líder de La Ley-. Fuimos desarrollándonos de una manera personal. Hicimos muchas canciones que van hacia lo esotérico. Pero en un disco como Libertad, influido por el 11 de septiembre, hay una temática social más marcada. Trabajamos el concepto de esperanza que no es común en el rock. Lo bueno es que han sido canciones populares".

Las canciones Fuera de mí o Prisioneros de la piel tienen una base esotérica. Cuál es su relación con esos temas?.

Desde muy niño, más o menos desde los 10 años, tuve cercanía con el tema. Mis padres tenían mucha literatura esotérica y los oía hablar. De adolescente, estudié por mi cuenta. Siempre me llamó la atención lo misterioso, el lado oculto de la condición humana. Es una temática que me parece fascinante.

Por curiosidad o por verdadera creencia?.

Básicamente es por curiosidad. Parte de la esencia de cualquier persona que pretende crear es la curiosidad.

Qué tema en especial?.

En las canciones de La Ley siempre hay una temática fundamental. Es la pregunta con respecto a la muerte. Muchos podemos hablar sobre lo que creemos o podemos depositar nuestra fe en que después de la vida física hay algo. Los científicos nos explican que la experiencia del túnel de luz resulta de una especie de droga que segrega el cerebro en el momento de la muerte para que la persona no sufra, para decirnos que no hay nada cuando se acaba la vida. Es una búsqueda interesante.

Escribió Cielo Market molesto por el "amarillismo farandulero". Sigue siendo así?.

Eso fue en el 94 o 95. Cuando decidimos vivir fuera de Chile. Hicimos contrato con Warner México y La Ley empezó a tener trascendencia internacional. La prensa chilena comenzó una guerra absurda porque nos íbamos. Hacían notas negativas, nos comparaban con otros grupos, hacían votaciones preguntando cuál era mejor y salíamos perdiendo. Para ellos La Ley era un grupo tonto y Los Tres era un grupo inteligente. En lugar de alegar en los medios, sacamos el disco Invisible, dedicado a la memoria de Andrés Bobe (uno de los fundadores) que había muerto poco antes, y ahí lo expresamos.

Historia e histeria habla de momentos de presión...

Fue la presión de tiempo que tuvimos para hacer el disco. La histeria no necesariamente tiene que ser notoria. Puede ser un latido del corazón y un sentimiento de angustia en el estómago que no te deja dormir y te tiene en vigilia hasta lograr lo que estás buscando. Teníamos que hacer tres canciones y había ideas, pero nada concreto. Pasé noches en vela y compuse Mírate, Bienvenido al anochecer e Histeria.

Mírate venía de otra idea, su título original era Middleman ...

Pensaba en esa ola de violencia que ha habido en el mundo. Sentía que los que sufrimos las consecuencias somos la gente común y corriente, los que estamos en el medio. De ahí la idea de middleman. Pero al hacerla en español vi que no existía forma a través de nuestro idioma que dijera lo mismo y mantuviera la fonética. Mírate sonaba parecido. Así que la adapté a la situación de que muchas veces, la gente tiene la tendencia a apuntar con el dedo para hablar de los demás, pero pocas veces se apunta sí misma.

Lo que para unos es esotérico en sus canciones a otros les suena a canción de amor. Qué tan intencional es eso?.

Hago una cantidad de borradores y no podrías creer cuánto tiempo me toma escribir una canción. He escrito metáforas preciosas que he desechado porque no son lo que quiero decir. Con el tiempo aprendí que lo que más funciona es la sencillez. Lleno cuadernos enteros con una canción y termino utilizando palabras sencillas. Lo sencillo le permite a la gente interpretar según su vivencia y eso hace que la canción sea grande. Así es en la música popular. Las palabras rebuscadas de cuando empecé, resultan ser una solución más simplista en el sentido de salir del apuro, que escribir una canción con sentimiento y palabras sencillas.

FOTO/Archivo particular.

Mauricio Clavería, Beto Cuevas y Pedro Frugone son los integrandes de La Ley. El grupo chileno cumple 15 años de trabajo musical.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.