PERDÓN Y OLVIDO EN SAN PABLO DE BORBUR

PERDÓN Y OLVIDO EN SAN PABLO DE BORBUR

El próximo martes 25 de enero podría, por fin, ponérsele punto final a una guerra entre dos familias que se inició hace algo más de dos años, cuando Orlando López asesinó, de 30 disparos, a Laureano Obando en una fiesta, al parecer por una disputa personal.

21 de enero 2005 , 12:00 a.m.

El próximo martes 25 de enero podría, por fin, ponérsele punto final a una guerra entre dos familias que se inició hace algo más de dos años, cuando Orlando López asesinó, de 30 disparos, a Laureano Obando en una fiesta, al parecer por una disputa personal.

Desde entonces, un rosario de acontecimientos hizo tristemente famoso el conflicto entre esas dos familias. A diciembre pasado se contaban 11 muertos de parte y parte.

No obstante, hace 15 días, Saúl, Luis y Noé Obando se sentaron en la misma mesa con Wilson y Hernán López para firmar un compromiso de paz, que será ratificado el martes en San Pablo de Borbur, uno de los cinco municipios que hacen parte de la zona de explotación minera de esmeraldas, al occidente de Boyacá.

Se trata de la llamada asamblea plenaria , en la que los miembros de la familia Obando y López darán a conocer las conclusiones de unas reuniones que han sostenido previamente.

El pacto se firmó en la Diócesis de Chiquinquirá y fue convocado por el ex obispo Héctor Gutiérrez Pabón, con la mediación de Luis Felipe Sánchez, actual representante de esa jurisdicción religiosa.

Y aunque no ha sido avalado por el Comité de Paz de la región, creado hace más de 10 años para llevar tranquilidad a esa zona golpeada por la violencia y la guerra entre esmeralderos , la mediación de la Iglesia y la voluntad que demostraron tener ese día hacen pensar que, por el momento, los López y los Obando -quienes además son parientes lejanos- no tendrán que llevar más muertos al cementerio del pueblo.

Historia del conflicto.

Tras la muerte de Laureano Obando en una fiesta, se registró lo que para algunos fue la venganza de ese suceso.

En febrero del 2004, López salió ileso de un atentado en su contra en la vía Yacopí-Puerto Boyacá y decidió entregarse a la Policía, de donde fue trasladado a bordo de un helicóptero a la cárcel de alta Seguridad de Cómbita, por disposición de la Fiscalía 24, que lo solicitó por el homicidio de Obando.

Sin embargo, luego de cuatro meses de estar preso, la misma Fiscalía anuló el proceso en su contra por vencimiento de términos.

Lo que sigue ya hace parte de la historia de la región. El 9 de octubre del año pasado, Orlando López fue asesinado junto a cuatro personas más.

A los López los volvieron a atacar dos meses más tarde, el 16 de diciembre, y otras cinco personas, tres de la familia, cayeron muertas bajo el fuego cruzado.

De las dos masacres los López acusaron a los Obando, quienes negaron la autoría de los crímenes, también achacados a paramilitares que tendría nexos con la primera de las dinastías.

Los representantes de ambos clanes aseguraron que se encargarán de concientizar a sus muchachos para, como consta en el acta, "integrarlos al proceso de paz".

En los últimos cuatro meses, la violencia se ha agudizado en occidente de Boyacá, dentro de la llamada zona minera del departamento, conformada por Muzo, Pauna, Quípama, Otanche y San Pablo de Borbur, entre otros municipios.

Entre septiembre y diciembre del 2004 se contabilizaron 32 homicidios en esta zona, de los cuales no se conocen los responsables.

FOTO/Archivo particular.

Orlando Augusto López Gallego (izquierda) fue asesinado el pasado 9 de octubre en un ataque con fusil y granadas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.