Secciones
Síguenos en:
SUSPENDEN VUELOS DE JETS EN CÚCUTA

SUSPENDEN VUELOS DE JETS EN CÚCUTA

El Tribunal Superior de Bogotá consideró que es imposible continuar con los vuelos de aviones tipo jet, en el aeropuerto Camilo Daza, de Cúcuta, por lo que tomó la decisión de suspender indefinidamente las operaciones de estas aeronaves en ese terminal. El fallo del Tribunal será notificado a los pilotos y a las autoridades aeronáuticas el próximo martes, fecha en la cual comienza a correr el plazo otorgado en la providencia, so pena de severas sanciones en caso de incumplimiento.

Además, el Tribunal, mediante un fallo de tutela, les ordenó al presidente Gaviria y al director de la Aerocivil, José Joaquín Palacio, corregir los problemas de seguridad en seis aeropuertos.

En relación con el de Cúcuta, señaló que no existe ningún tipo de radioayuda, lo que imposibilita una aproximación por instrumentos, y sólo permite vuelo visual .

Agregó que el cierre perimetral de las pistas es inadecuado, lo que sumado a la falta de vigilancia permite el tránsito permanente de peatones y animales, lo cual implica un grave riesgo para las operaciones que allí se realizan .

Plazo de 6 meses Por estas razones, el Tribunal dictaminó, además de la suspensión de los vuelos de aviones jets, que en el plazo de seis meses Gaviria y Palacio ordenen la instalación de los equipos de VOR-DME en forma definitiva.

Igual determinación se adoptó para el caso del aeropuerto Ernesto Cortissoz, de Barranquilla, en donde tampoco existen esos equipos.

Para corregir el problema del tránsito permanente de peatones e inclusive de animales por las pistas de aterrizaje, el Tribunal determinó que el Presidente y el Director de la Aerocivil deben ordenar la construcción de cierres perimetrales en los aeropuertos Camilo Daza, Almirante Padilla, de Riohacha, y Sesquicentenario, de San Andrés.

Mientras tanto, ordena el Tribunal, deben disponer los medios para que la fuerza pública controle el ingreso de personas y evite la destrucción de los cerramientos perimetrales.

También dice el fallo que las fallas en la seguridad aérea del país son responsabilidad del Presidente de la República y del Director del Departamento Administrativo de Aeronáutica Civil.

La decisión fue adoptada luego de que la Sala Laboral del Tribunal, con ponencia de la magistrada Carmen Elisa Gnecco, considerara que los aeropuertos de Rionegro, Cúcuta, San Andrés, Leticia, Barranquilla y Riohacha, constituyen una inminente amenaza para la vida de sus usuarios.

El Tribunal tuteló el derecho a la vida de los demandantes los miembros de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (ACDAC) y de todos los pasajeros y usuarios de los terminales aéreos.

La corporación les ordenó a Gaviria y a Palacio que antes de seis meses deben poner en funcionamiento los radares ya instalados en El Tablazo, Carimagyua, Villavicencio, Bogotá, Rionegro, Cerro Maco y Santa Ana.

En relación con el aeropuerto José María Córdova de Rionegro (Antioquia), consideró que no es necesario tomar determinación alguna, porque sobre ese punto ya se pronunció el Tribunal Administrativo de Cundinamarca en un fallo de tutela del pasado jueves.

Aerocivl no comparte el fallo El director de Aeronáutica Civil, José Joaquín Palacio Campuzano, dijo anoche que se están tomando medidas que no consultan las condiciones técnicas de la aviación, ni de la seguridad en los aeropuertos colombianos.

Afirmó que decir que un aeropuerto no puede operarse en condiciones visuales es un exabrupto, porque este es el procedimiento mínimo, el más rudimentario, para volar a un aerórdomo.

Recordó que el de Cúcuta sólo puede operarse visualmente, pues no tiene autorizados los vuelos por instrumentos.

Respecto de las acciones para corregir las deficiencias en otros aeropuertos como el de Riohacha, afirmó que desde hace dos meses se está trabajando en el cerramiento del mismo y, mientras se termina, existe el compromiso del Gobernador de La Guajira y del Alcalde de Riohacha de colocar vigilancia para evitar el paso de peatones por la pista de aterrizaje.

Por su parte, el presidente de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac), José Miguel Alvarado, quien interpuso la tutela expresó su complacencia con el fallo porque se está protegiendo el derecho a la vida no sólo de los pilotos, sino de los pasajeros al impedir que se opere un aeropuerto de alto riesgo como el Camilo Daza de Cúcuta .

Asimismo, se mostró satisfecho porque se le dieron al Gobierno plazos para corregir las deficiencias en otros aeródromos como Leticia y Riohacha, aunque consideró que el tiempo otorgado por la magistrada es más largo que el deseado. El había pedido treinta días y se concedieron noventa.

Alvarado también está contento porque se dio un plazo de seis meses para que el Gobierno ponga en funcionamiento los radares que ya están instalados, pero no se ha capacitado a los controladores, ni se han colocado las consolas para que operen .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.