ONG PROVOCADORAS

ONG PROVOCADORAS

Este no es, definitivamente, el gobierno de las ONG. O mejor dicho: el Gobierno de Uribe es, para dichas ONG, una especie de bombón inmejorable. Como el pudín en la puerta de una escuela.

23 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Este no es, definitivamente, el gobierno de las ONG. O mejor dicho: el Gobierno de Uribe es, para dichas ONG, una especie de bombón inmejorable. Como el pudín en la puerta de una escuela.

El martes, Human Rights Watch (HRW) les pide a los países donantes no financiar el proceso de paz con los paramilitares porque, según tal organización, estos pueden recibir beneficios aun si se rehúsan a cooperar con las autoridades en investigaciones, no revelan información sobre sus fuentes de financiación, se abstienen de devolver tierras y otros bienes que se han tomado por la fuerza o no hacen reparaciones a las víctimas. Incluso si continúan con sus actividades criminales o el ataque a civiles, sostiene el reporte de HRW.

Caiga por su franqueza mal o bien, ni el señor Vivanco, director de esta entidad con sede en Washington, es un gran lagarto -como lo definió alguna vez María Isabel Rueda con su somnolencia traicionera-, ni Human Rights Watch constituye simplemente otra ONG más. Sino al contrario. La más importante y respetable del mundo y con muy buena entrada, además, en el Departamento de Estado.

Por eso resulta poco menos que insólito que el ministro del Interior y de Justicia, Sabas Pretelt, se haya atrevido a comparar a HRW con Rebelión, la ONG danesa que respalda a las Farc y que le hizo recientemente un aporte económico a esa guerrilla. Aun cuando el de las autodefensas se trate de un proceso que mucho beneficia a los colombianos, es desatinada la comparación. Tanto así que el propio embajador norteamericano en Bogotá, William Wood, descalificó las declaraciones de Pretelt de la Vega, pese a estar en desacuerdo con las críticas de HRW a la desmovilización.

Al día siguiente, la Corte Constitucional, en uno de esos fallos que demuestran que se trata de un tribunal más político que jurídico, juzgó desfavorablemente una tutela puesta contra el presidente Uribe, pero con toda clase de limitaciones y regaños. Es decir que, aunque la tutela favoreció jurídicamente al jefe del Estado, la Corte aprovecha para decir que, en esta materia, el gobernante no es "absolutamente libre" para expresar lo que a bien tenga en sus alocuciones públicas.

Censura al Presidente? No sé. Pero el fallo dice que el Primer Mandatario "debe abstenerse de emitir cualquier declaración o afirmación que lesione o ponga en riesgo tal categoría de derechos (los derechos fundamentales)" y más "tratándose de sujetos de especial protección constitucional tales como los defensores de derechos humanos".

Y también le dice: "Cuando el Presidente, durante sus discursos, hace alusión a información que presenta como auténtica, esta debe someterse a las cargas de veracidad y objetividad que rigen el suministro de información (...)". Uribe Velez ha tachado a ciertos defensores de derechos humanos de politiqueros al servicio del terrorismo .

Todo ello sucede simultáneamente con el hecho de que se fugan de Santa Fe de Ralito 11 ex paras con líos judiciales. Paras o ex paras ? Lo cierto es que de los 15 reinsertados del bloque Bananero , solo quedan 4, según lo confirmó el jefe de ese bloque, Hernán Hernández . Poco importa que la durísima Condoleezza Rice, próxima Secretaria de Estado de los Estados Unidos, sostenga que su país debería hacer más por ayudar a Colombia en el proceso de desmovilización de grupos paramilitares. Poco importa, digo, cuando por la puerta de atrás -o quizás por la principal- se escapan 11 paramilitares con deudas con la Justicia. Y a quienes presumiblemente les van a perdonar esas deudas no escapándose de Ralito sino concentrándose ahí.

Hay ciertamente ONG para todos los gustos y algunas -tal vez la mayoría- beligerantes y sesgadas, pero sobre cuyo fundamentalismo mal hacen los altos funcionarios del Gobierno en generalizar. Aún más. Fue por esta razón por la que Uribe -cuando candidato- sorprendió a la opinión nombrando a Francisco Santos como su fórmula vicepresidencial, precisamente por la capacidad de interlocución de Santos con las ONG, al provenir él de una tan respetable como País Libre.

Mantiene Pacho intacta tal capacidad de interlocución? Después de ciertas declaraciones suyas sobre la Unión Europea, quién sabe. Lo cual es una lástima porque en menos de dos años las relaciones del Gobierno con las ONG son cada vez más tensas y pueden tornarse de una agresividad muy nociva para la imagen del país en el exterior. Concretamente, en relación con el tema de los derechos humanos y el proceso de paz que -bien que mal- se adelanta con los paramilitares.

Con mayores veras cuando el Presidente se dispone otra vez a viajar a Europa. Como están las cosas, resulta conveniente evaluar la oportunidad del periplo, ya que los manifestantes con que se topará Uribe en el Viejo Mundo no propiamente lo irán a saludar con pétalos de rosas sino a recibirlo con espinas. Y aunque hay que conocer a nuestro gobernante para saber que, al menos por ese motivo no va a sacrificar su desplazamiento, más les vale desde ahora a sus representantes tener listas todas las armas de la dialéctica y la diplomacia activa. Para neutralizar las cargas de profundidad que les lancen, ya que evitarlas sería pedir demasiado.

* * * *.

Llega a la junta del Banco de la República Carlos Gustavo Cano, una antineoliberal a carta cabal. Santo y bueno para una institución tan ortodoxa y con políticas económicas que con frecuencia han sido excluyentes para el conjunto de la sociedad colombiana.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.