LA TECNOLOGÍA NO PUEDE SER CERRADA

LA TECNOLOGÍA NO PUEDE SER CERRADA

En los negocios y en el gobierno, en las universidades y en los hogares, delegamos en los computadores una proporción cada vez mayor de nuestras tareas cotidianas. Los computadores lo manejan todo, desde el tráfico aéreo hasta las compras en supermercados, desde la compraventa de títulos valores en el mundo hasta la banca personal, desde el monitoreo del ritmo cardíaco de los pacientes hasta la seguridad del hogar...

24 de enero 2005 , 12:00 a.m.

En los negocios y en el gobierno, en las universidades y en los hogares, delegamos en los computadores una proporción cada vez mayor de nuestras tareas cotidianas. Los computadores lo manejan todo, desde el tráfico aéreo hasta las compras en supermercados, desde la compraventa de títulos valores en el mundo hasta la banca personal, desde el monitoreo del ritmo cardíaco de los pacientes hasta la seguridad del hogar...

Por eso, esperamos que los computadores interactúen, ya sea entre distintos puntos del planeta o al otro lado de la calle, con facilidad y velocidad, sin importar qué hardware, sistema operativo o software utilicen. Nos hemos acostumbrado a la tecnología que puede adaptarse rápidamente a condiciones cambiantes. De ahí la importancia de los estándares abiertos.

La industria de la tecnología seguirá convergiendo en torno a los estándares abiertos durante el 2005, en la medida en que el sector busca mejores formas de atender las necesidades de una sociedad global muy interconectada. En este movimiento ejercen su influencia los cientos de proveedores de software independientes (ISV) que trabajan con clientes de negocios en las líneas frontales de la tecnología.

Los ISV entienden que la tecnología es exitosa con los clientes cuando ofrece capacidad de respuesta y flexibilidad. Como consecuencia, eligen desarrollar sus productos utilizando estándares de computación abiertos, y se alejan cada vez más de los modelos de computación cerrados y propietarios.

Los defensores de la computación propietaria siguen atados a la singularidad de su propia tecnología, olvidando que la tecnología no es más que una herramienta; no es un fin en sí mismo.

Cuáles son los beneficios.

La computación basada en estándares abiertos permite que los computadores trabajen con otros equipos en forma más sencilla, ayuda a reducir el potencial de fallas de sistemas y a manejar la complejidad de las interconexiones electrónicas de alcance mundial.

La mayoría de las empresas usan una amplia variedad de hardware y software, y necesitan agregar nueva tecnología con rapidez y al menor costo posible. Los sistemas abiertos brindan una interoperabilidad más sencilla, puesto que las aplicaciones pueden implementarse sobre cualquier plataforma, modificarse con velocidad y trabajar sin problemas con otras aplicaciones o servicios utilizando una variedad de tecnologías.

Un informe reciente de la firma de investigaciones Forrester Research indicó que el 44 por ciento de las empresas en general y el 55 por ciento de las compañías de servicios financieros, seguros, telecomunicaciones y servicios públicos optan por J2EE de Java en lugar del software propietario .NET de Microsoft como su principal plataforma para el desarrollo de aplicaciones. Las aplicaciones escritas en Java tienen la flexibilidad de trabajar en múltiples plataformas, mientras que las aplicaciones .NET se ejecutan sólo en el ambiente Windows.

Utilizando un entorno de computación abierta, los ISV y los desarrolladores de software se liberan de tener que reconstruir continuamente el marco de computación, y en su lugar pueden concentrarse en armar aplicaciones que generan valor para sus clientes de negocios.

Estas aplicaciones presentan un mayor atractivo para los clientes, menores costos de desarrollo y crean mayores oportunidades de mercado para los desarrolladores, que pueden aplicar sus habilidades en un amplio espectro de la industria tecnológica.

Linux es el sistema operativo de más rápido crecimiento, según un estudio de IDC. Apache, basado en software de código abierto, es el servidor web líder en el mundo. Y el lenguaje de programación XML proporciona un estándar abierto para el intercambio de datos en la Web.

Al mismo tiempo, IBM y Microsoft, importantes competidores, están cooperando en el desarrollo de estándares para servicios web. Un estudio de Radicati Group proyecta una convergencia de herramientas de desarrollo en los próximos años para las dos principales plataformas de servicios web, Java y .NET, para que sea más fácil construir, administrar e integrar servicios por la Red.

La tecnología se está estandarizando, del mismo modo que otras industrias, como las de manufactura y telecomunicaciones en el pasado, para que las empresas sean más productivas y evitar el desaprovechamiento de los recursos.

* Natalia de Greiff es gerente de software de IBM de Colombia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.