CARBÓN, PRIMERA VÍCTIMA DE LA CRISIS

CARBÓN, PRIMERA VÍCTIMA DE LA CRISIS

El gremio carbonero se convirtió ayer en la primera víctima de la amenaza del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de cerrar las carreteras de su país a Colombia y reducir el comercio binacional a su mínima expresión. (VER MAPA: RUTAS DEL CARBON)

25 de enero 2005 , 12:00 a.m.

El gremio carbonero se convirtió ayer en la primera víctima de la amenaza del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de cerrar las carreteras de su país a Colombia y reducir el comercio binacional a su mínima expresión.

(VER MAPA: RUTAS DEL CARBON).

Desde hoy, por decisión de Caracas, los camiones que transportan el carbón de Norte de Santander no podrán usar territorio venezolano para su exportación, ni el mineral podrá ser embarcado en los puertos La Ceiba y Maracaibo, por donde salía rumbo a Estados Unidos y Centroamérica.

Según explicó el presidente de la Asociación de Carboneros de Cúcuta y Norte de Santander (Asocarbón), Marceliano Caro, por esa ruta diariamente se movilizan 1.800 toneladas de carbón crudo y coquizado (procesado) en 50 vehículos grandes. El año pasado, las exportaciones de carbón nortesantandereano marcaron un hito histórico al llegar a la cifra de 45 millones de dólares.

La decisión golpea al gremio justo en el momento en que vive uno de sus mejores momentos en el mercado internacional, ya que su tonelada está por el orden de los 50 dólares. De ese renglón depende la subsistencia de por lo menos 80 mil personas en Norte de Santander, zona que con 350 minas es el primer productor y exportador de minería subterránea en el país.

El gobernador de Norte de Santander, Luis Miguel Morelli, le pidió prudencia a Chávez y le recomendó revisar esa medida "perjudicial" para su región.

Desde ayer también se impuso una especie de operación tortuga en el paso fronterizo entre Cúcuta y San Antonio de Táchira, y entre Cúcuta y Ureña. Los miembros de la guardia Nacional que generalmente patrullan la zona fueron removidos y en su lugar llegó gente de Caracas con la misión de intensificar los controles en el paso de personas y de productos colombianos.

En la mañana, la cola de automóviles en el puente internacional Simón Bolívar y en el Francisco de Paula Santander, llegó a ser de tres kilómetros, debido a las requisas minuciosas y las demoras deliberadas.

Numerosos colombianos denunciaron atropellos y maltrato verbal de la Guardia en los pasos terrestres.

El Gobierno de Chávez ordenó desde la semana pasada el cierre de las estaciones de gasolina de Ureña, a 40 minutos de Cúcuta, donde se abastece el 90 por ciento del parque automotor de esta ciudad (unos 40 mil vehículos). Esto produjo que ayer la pimpina de gasolina venezolana (cinco galones) se comercializara a este lado de la frontera a 22 mil pesos, cuando el precio normal es de 8 mil.

La Gobernación de Norte de Santander negó que se vaya a presentar un desabastecimiento de combustible y dijo que Ecopetrol tiene un cupo disponible de 3 millones de galones.

Tensión en Arauca.

Arauca también empezó a padecer las consecuencias de la decisión de Chávez de no permitir que las ciudades colombianas se abastezcan a través de vías venezolanas. Esta restricción, que perjudica sobre todo a Cúcuta y Arauca, conectadas rápidamente por carreteras de ese país, le ha dejado a esta última cinco mil millones de pesos en pérdidas.

Según el presidente de la Cámara de Comercio de Arauca, Arturo Avila Leguizamón, desde la semana pasada no ingresan a esta región, productos perecederos como hortalizas y verduras. Tampoco cemento y elementos de ferretería.

En los últimos seis días se calcula que 300 toneladas de carga se han dejado de movilizar. El problema radica en que el 80 por ciento de los productos que se consumen en Arauca, ingresan por carreteras venezolanas, pues por las colombianas se demoran 10 horas más.

FOTO/Obando.

La guardia Nacional de Venezuela empezó a hacer requisas minuciosas a todo carro conducido por un colombiano. Numerosos compatriotas denunciaron maltrato verbal de parte de los militares del país vecino.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.