MATANDO DE AMOR A LOS ECOSISTEMAS

MATANDO DE AMOR A LOS ECOSISTEMAS

Cuando Charles Darwin estudió la divergencia evolucionaria de los estorninos de las islas Galápagos, probablemente nunca pensó que los descoloridos pájaros y su hábitat llegarían a ser algún día productivas atracciones turísticas. Pero desde que el primer crucero llegó al muelle en 1969, las islas del descubrimiento de Darwin se convirtieron en el Miami Beach del turismo natural.

27 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Hoy, cerca de 35.000 visitantes cada año vuelan de todo el mundo para atestiguar la original flora y fauna que se encuentra en esta cadena de islas volcánicas en las costas de Ecuador.

Mientras que la popularidad de las Galápagos ayuda a obtener fondos para el sistema de parques del país trayendo las muy necesitadas divisas a la economía ecuatoriana, las islas también ilustran el lado feo de la floreciente industria de la exploración natural conocida como ecoturismo.

Cientos de campistas, principalmente norteamericanos, europeos y japoneses, pisotean la vegetación y erosionan las veredas. El flujo constante de grupos a las muchas islas es monitoreado por un pobre personal de tres empleados.

El ecoturismo presenta también un riesgo a las aisladas culturas humanas. Las formas tradicionales de vida pueden perturbarse y distorsionarse por contacto con los turistas. Este no es el caso de las Galápagos, ya que las islas no tienen culturas indígenas y sólo una pequeña población de colonos, pero en otros lugares turísticos del mundo hay comunidades en peligro de ser arrolladas por las hordas de amantes de la naturaleza.

En los casos en que los indígenas reciben bien a los visitantes pueden ser valiosos guías y guardas porque son expertos en las plantas y animales de la región. Sinembargo, tal conocimiento local rara vez es aprovechado por las compañías turísticas del extranjero. En lugar de ello, normalmente contratan guías de las grandes ciudades. Estos guías rara vez reflejan la profunda comprensión que los verdaderos locales tienen de sus alrededores.

Según los grupos de visitantes descubren un área, los lugareños tanto indígenas como no indígenas necesitan protección para no convertirse ellos mismos en atracciones turísticas.

Un influjo de extraños puede traer peores peligros que la discriminación en el empleo. Podríamos no comprender las actitudes de los operadores locales hacia la gente nativa, y nuestras actividades podrían provocar una discriminación... o brutalización , dice Betty Faust, antropóloga del Ithaca College, en Ithaca (Nueva York). Disfrutar sin destruir Cuando se hace bien, el ecoturismo puede traer dinero que beneficie a los locales y proteja a los ecosistemas, minimizando el daño al ambiente. Las cuotas pagadas por visitantes cuidadosamente monitoreados en los Parc des Volcans de Rwanda componen la segunda fuente de divisas del país. Con su parte de las cuotas, el parque protege una variedad de especies animales y vegetales y un valioso manto acuífero.

El turismo mucho de él con orientación natural es ahora la tercera fuente de divisas para Costa Rica, bien conocida por sus programas de conservación y vida silvestre tropical. Cerca del 12 por ciento del país está formado por parques y reservas, y varios terrenos privados son sitios populares para visitantes locales y extranjeros.

En la Reserva del Bosque de Nubes Monteverde, una propiedad privada en Costa Rica que protege el hábitat para un ave de largas plumas conocida como quetzal resplandeciente y otras especies del bosque de nubes, los problemas con la demasiada popularidad se parecen a los de las Galápagos. Desde 1980, las visitas a la reserva casi se cuadriplucaron, pasando de 3.200 visitantes diarios a 11.800 en 1985.

La gente pisa a los sapos dorados (una especie recientemente descubierta que se encuentra sólo en la reserva) para poder llegar a los quetzales , se queja Ray Ashton, director de ecoturismo en la Compañía Investigadora del Aire y del Agua, una firma internacional de asesoría de Gainesville (Florida).

Ashton cree que la clave para alentar el turismo en las áreas sensibles sin matarlas de amor es el zoneo de conservación. Es una estrategia que permite un uso limitado de la tierra, dejando que lo lugareños obtengan beneficios protegiendo al mismo tiempo sus cualidades ambientales importantes.

Bajo el zoneo de conservación, una parcela dada se divide en áreas de protección (áreas biológicas centrales) y áreas de uso limitado (zonas de recursos). Las visitas a las áreas centrales están estrictamente limitadas, mientras que se permite una explotación maderera selectiva, caza, turismo y hospedaje de turistas en las áreas de recursos. Hay amortiguadores entre ambas áreas. El zoneo de este tipo funciona en reservas del sureste de China, India y Suráfrica.

Pero no basta con dividir la tierra. Se necesita acción local para asegurar que los residentes estén satisfechos con la cantidad de visitantes y el impacto causado por el turismo.

Las organizaciones no gubernamentales (NGO) pudieran proveer a los lugareños con una voz más fuerte cuando los gobiernos y el turismo planean el turismo y cuando se reservan áreas para la conservación. Una NGO costarricense, la Liga de la Conservación Monteverde, ayudó a patrocinar la expansión de la reserva de 2.500 hectáreas a 12.500, haciendo al mismo tiempo ruido para lograr el respaldo local para la preservación del hábitat en las tierras cercanas.

Los mismos turistas pueden ayudar a dar forma al ecoturismo como una verdaderamente responsable industria. Cuando visite otras culturas, absorba y aprecie la historia y relación de los lugareños con sus recursos naturales, asegurándose de no invadir su privacía. Compórtese como le gustaría que le trataran si visitaran su vecindario , dice Ashton.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.