NORIEGA REGATEABA CONE EL CARTEL DE MEDELLÍN

NORIEGA REGATEABA CONE EL CARTEL DE MEDELLÍN

El general Manuel Antonio Noriega se negó a negociar con los narcotraficantes del Cartel de Medellín, pero cambió de parecer y envió a un piloto a Colombia para que negociara con ellos, según declaraciones surgidas ayer en el juicio del ex gobernante. Floyd Carlton, de 42 años, un piloto panameño, traficante de drogas y armas confeso, prestó ayer declaración para la fiscalía.

27 de septiembre 1991 , 12:00 a.m.

El piloto señaló que a través de los arreglos de Francisco Chávez Gil, uno de los acusados en el auto de procesamiento de Noriega, asistió a una reunión en Medellín con Pablo Escobar Gaviria, en la que le propusieron participar en los vuelos que transportaban cocaína fuera de Colombia a Panamá.

En esa ocasión le preguntaron por el coronel Noriega. Según su relato él se sorprendió y preguntó a su vez por qué le mencionaban ese nombre.

Carlton declaró que Escobar le dijo: No es tu padrino? , y él contestó negativamente.

El testigo dijo que en un vuelo que hizo con Noriega le contó el encuentro de Medellín. El se molestó demasiado y me dijo que debería de estar agradecido de que, gracias a nuestra amistad, no me enviaba a la cárcel , declaró Carlton. Sin embargo, semanas después Noriega llamó al piloto para otra reunión y le dijo que empezara a negociar con el Cartel.

Me dijo que no quería que se involucrara su nombre, si algo pasaba él no sabía nada de nada y que nada podía hacerse sin que se le hubiese informado , señaló Carlton.

Detalló que dijo a los líderes del Cartel que tenían que proveer los aviones para las operaciones de narcotráfico puesto que los aparatos panameños no podían ser utilizados.

La razón, explicó, era que los aviones militares panameños habían sido utilizados para el contrabando de armas destinadas a grupos guerrilleros del Salvador en 1980 y las autoridades de ese país habían descubierto la complicidad de Panamá cuando se estrelló uno de los aparatos.

El piloto volvió a viajar a Colombia para programar vuelos de 300 a 400 kilos de cocaína desde ese país a Panamá. El testigo dijo que iba a recibir 400 dólares por kilo por las labores de transporte.

Ya en noviembre de 1982, enviados del Cartel de Medellín acudieron a ver las pistas del aeropuerto de Paitilla, en Panamá, y ofrecieron de 30.000 a 50.000 dólares por la autorización de los vuelos.

Carlton dijo que cuando se enteraron de que Noriega pedía 100.000 dólares le comentaron: Este tipo siempre anda por las alturas .

Recordó que Noriega le dijo que o ellos estaban locos o él (Noriega) estaba loco y que no permitiría que eso sucediera por menos de 100.000 dólares .

Los fiscales han dicho anteriormente que Noriega continuó incrementando su precio y que los sobornos llegaron alguna vez hasta los 500.000 dólares.

Cuando Escobar pidió a Carlton que comprara un Lear jet para traer el dinero de la droga desde Estados Unidos a los bancos panameños, el piloto viajó a Miami para buscar el aparato. Pero entonces Noriega ofreció en venta su propio Lear jet, aunque al parecer deseaba engañar a su copropietario con unos 50.000 dólares al falsificar el precio de venta. Carlton llamó entonces a Escobar para pedirle su consejo.

Me dijo que era una gran gran idea, pero debía ser muy cuidadoso en este trato porque esas tipos eran unos tigres , dijo Carlton.

La advertencia se volvió profética, agregó el testigo. Noriega confiscó poco después el avión luego de descubrir que fue usado para un vuelo de lavado de dinero sin haberle notificado a él. Noriega protegió por US$ 4 millones Los pagos por pase de los cargamentos no fueron sin embargo el único ingreso de Noriega de parte del Cartel, según Carlton.

En mayo de 1984, después de que el asesinato del ministro de justicia colombiano fue atribuido al Cartel, la crema y nata del mundo de la droga de esa nación buscó refugio en Panamá, dijo Carlton.

Escobar convocó a Carlton a una reunión en la ciudad de Panamá y dijo que todos se encontraban a salvo debido a que pagaron a Noriega.

Todo estaba bajo control, habían pagado por la protección de todos los que se encontraban allí, unos 4 millones de dólares , dijo el testigo, atribuyendo el comentario a Escobar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.