AIRES DE GOL PARA LA SELECCIÓN

AIRES DE GOL PARA LA SELECCIÓN

Hay un cambio de mentalidad en la selección Colombia de Fútbol. La Federación, el cuerpo técnico, los jugadores, los que llegan y los que salen, lanzan el concepto unánime de que todo sigue igual. Y eso significaría afirmar que Luis Augusto García es la reencarnación de Francisco Maturana. Eso no es cierto. Para empezar, fueron encarnizados rivales en épocas recientes. Los duelos se transformaron en verdaderas guerras en el campo de fútbol e incluso llegaron a violar principios de la ética profesional: hablaban mal el uno del otro y públicamente desacreditaban campañas y esquemas.

27 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Maturana lo reconoce todo mundo deja una huella indeleble en el fútbol colombiano...

Por resultados no admite discusión. Conquistó la Copa Libertadores de América con Nacional, dejó muy en alto el nombre de Colombia en la final intercontinental ante Milán, clasificó para la Copa Mundo después de 28 años de ostracismo, fue tercero en la Copa América del 87...

Por filosofía futbolística dejó muy claros sus conceptos. Un manejo de bloques equilibrado, con sistemas en línea, con presión constante sobre los costados, con funciones bien demarcadas para cada uno de los jugadores. Montó un sistema de 4-2-2-2 desde el principio que, ya en el Mundial, cambió al tener solamente a un delantero en punta, copando las franjas centrales con hombres de manejo.

Mientras más tenga la pelota en mi poder, hay menos chance de ser atacados . Además, fue partícipe en la fabricación de un ídolo nacional como es René Higuita con quien revolucionó el concepto de arquero-arquero por el de arquero-líbero.

Es un diplomático del fútbol. Jamás se descompuso con la crítica y menos aún cuando llegaron los elogios. Tuvo un trato paternal con sus dirigidos y hasta les enseñó el procedimiento para respetar y ser respetados ante los ojos del mundo. Le entregó jerarquía al jugador. Estamos en un mundo de comercialización. Y no es lo mismo una mirada para un jugador alojado en un hotel de cinco estrellas, con buena pinta, para otro que se muestra tacaño en mínimos detalles. Allí empiezan los complejos .

Su pecado, según la crítica deportiva, fue renunciar a los goles colombianos. A través de sus cuatro años en la selección peleó con los mejores artilleros: Sergio Angulo, Anthony De Avila, Albeiro Usuriaga, John Jairo Tréllez...

Ahora, Luis Augusto García empieza un nuevo ciclo: devolverle a la selección esos goles a los que renunció Maturana. Convocó a De Avila (25 dianas), Angulo (20), Alex Escobar (9), Níver Arboleda (9), Justino Sinisterra (5). Es una nómina a todas luces goleadora.

El Chiqui también es un técnico ganador. Llegó al Quindío y lo llevó a bonificar, pero el exiguo botín de su predecesor le impidió estar en la final del 86. En el 87 y 88 llevó a Millonarios al título, en el 89 ya estaba clasificado para la final pero el torneo fue cancelado. Su más pobre campaña fue en el 90 al ser eliminado del octogonal.

Sus mejores logros los alcanzó cuando tuvo al líbero alternado, un volante mixto, uno decidido de marca, otro de creación y tres delanteros. Una explosión en busca del gol aprovechando la capacidad individual.

Pero en el 90, sus permanentes cambios se reflejaron en la irregular campaña. De líbero alternado a líbero definido. Quiso emplear un rombo (1-3-1) que alcanzó a transformarse en líbero y doble stopper, lanzando al lateral derecho a ocupar franjas de los volantes. Ya sobre el final, un poco confundido por la obligación de resultados, la característica era un descontrol táctico en sus jugadores.

Un gran pecado? La soberbia. No acepta con altura las críticas, rasgo inevitable cuando desde hace cinco años, como entrenador profesional, se es un hombre público. Tiene permanentes altercados con los reporteros en el propio campo de entrenamiento. Es amigo de los vetos y quiere vigilar, como novio celoso, hasta las entrevistas de sus pupilos. Establece con quién deben hablar y con quién no... Ya ha tenido roces con periodistas que cubren ahora los movimientos de la selección.

Nadie discute su capacidad profesional. Allí están los resultados. Hay que hacer votos por que sobre el temperamento irascible en las victorias y apaciguado y sumiso en las derrotas del , prevalezca la ecuanimidad y el equilibrio de las que dió amplias muestras su antecesor. Por encima de todo cualquier estratega que llegue a ese cargo no puede olvidar que es el entrenador de la selección de todos los colombianos.

Cómo jugará la selección? Hay tres partidos de prueba para empezar a estrucutar la selección del Chiquí ... Lo cierto es que aquel sistema que se vio hasta el Mundial prácticamente lo patentó Maturana, es de su propiedad y le costó cuatro años de arduo trabajo. De todas maneras el punto que puso el profesor Maturana es muy alto. Es la oportunidad para que el Chiqui lo mantenga y ojalá lo supere: empieza el gran reto para el Chiqui... SIETE PREGUNTAS Cual será el nuevo perfil de la selección? No podemos esperar demasiado de los tres partidos de la gira. Todos sabemos que los jugadores vienen de 35 días de descanso y de una pretemporada de apenas diez . Siente la sombra de Francisco Maturana? Yo deseo establecer una diferencia. Me invitan, lo acepto. Sombra del profesor Maturana? No, porque aparte de que él es un excelente entrenador es también una muy buena persona. Moral y sentimentalmente está unido a la Federación . Arquero líbero? Defensa en línea? Con líbero y stopper? Cinco mediocampistas? O tres atacantes? He llamado profesionales del fútbol con amplia experiencia internacional. Debido a esto creo que no habrá dificultades para hablar de un sistema u otro, siempre y cuando los jugadores se adapten al mismo. Pero es indudable que los conceptos mostrados hasta el momento son diferentes...

La opinión pública quiere marcar ideas sobre el sistema del doctor Ochoa, de Maturana y de Luis García. Creo que el fútbol debe interpretarse de acuerdo con los jugadores que se tenga. Miramos ya una diferencia: el retorno de los goleadores...

A mí me gusta atacar. Pero no es que Maturana hiciera lo contrario. Porque yo le gané un campeonato solamente por un gol. Y aparentemente soy más atacante que él. Pero no. Estuvimos cerca. Y en el aspecto defensivo también estuvimos cerca. Se puede cambiar, así ante la retina del público se quiera hacer creer que no se puede, que es imposible que uno llegue y quiera cambiar . Higuita-Maturana, Maturana-Higuita, qué pasará con este fenómeno que identificó mucho ese proceso? Higuita tiene una concepción especial de jugar. Juega en el área, es arquero fuera de los palos. Nadie le puede quitar eso a un arquero. Además es un tipo de características especiales. Ahora, desde luego, si yo voy a jugar con un líbero, como juega el América, pues Higuita sobra en la condición que hace en el campo. Pero si juego con un líbero alternado por ahí de pronto Higuita es importante. Y si hago la línea, Higuita sigue siendo importante . La gente, de todas maneras, empezará a marcar comparaciones. Su proyección cuál es? Me dieron la libertad para elegir jugadores y puedo jugar como quiera. De ahora en adelante, hasta la Copa América, la responsabilidad será exclusivamente mía. Para redondear conceptos tenemos después la concentración el 20 de mayo y luego la gira por Europa, Asia y Australia .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.