DE LA GUERRA Y OTROS TEMAS

DE LA GUERRA Y OTROS TEMAS

Como decíamos ayer... según la histórica frase de Fray Luis en su cátedra salmantina cual una ráfaga siniestra se desató la operación guerrera llamada gráficamente Tormenta en el desierto . Los tremendos misiles norteamericanos han comenzado mientras escribimos a arrasar los focos estratégicos del propio Bagdad. La ofensiva aliada inicial ha sido devastadora y se precipita ya la entrega de aviadores iraquíes y la fuga masiva de civiles que buscan asilo ansiosamente en el exterior. No es difícil predecir, de seguir el buen éxito de la empresa bélica anti-iraquí, que la guerra no sea tan larga como algunos lo temíamos, ni acaso tan corta como otros con cándido optimismo lo preveían. Y en la guerra estamos. Todo parece indicar, al menos en estos primeros trances que ocurren mientras escribimos, que ella vaya para largo. Lo grave de todo esto es la perturbación causada universalmente. Desde luego no todo ha sido fácil. Según comunicado de Iraq, sus instalaciones antiaéreas han dado bue

27 de enero 1991 , 12:00 a. m.

De todas maneras, ya los primeros enfrentamientos han causado la perturbación mundial. Desde luego no hay tampoco, por cuanto hace a nosotros, razón alguna para el pánico. Un noticiero de televisión ha informado que a raíz de estallar el conflicto, las ventas en los supermercados han aumentado un 12 por ciento. No. No es para tanto; ni que fuéramos vecinos próximos del Golfo Pérsico. Claro que la prudencia es aconsejable, pero no hasta llegar a absurdos extremos de colectivo histerismo. Desde luego que la guerra, en cuanto perturbación internacional, acabará por afectar a todos pueblos. Lo que importa es que los pueblos de la América Latina se integren y ofrezcan frente unido ante la grave y compleja circunstancia. Un hemisferio desvertebrado, sin una política cohesionada y coherente podría correr el riesgo de peligros perturbadores de su propio destino. En este sentido cabe aplaudir la iniciativa de reunir el Grupo de Río, pero ampliando su gestión a otros países del Continente.

Pero desde luego no todo ha de ser Golfo Pérsico. Miremos cuanto ocurre en nuestro interior, donde las FARC y el ELN han iniciado su criminal actividad guerrillera. Mientras el país concreta su atención en los desarrollos del grave conflicto internacional, los grupos subversivos intensifican su proditorias hazañas de violencia y terror. Soldados y policías caen sacrificados cruelmente, mientras aumenta el terrorismo destructor de los oleoductos. La que Enrique Santos Calderón llamó la guerra cercana se agudiza cada día con mayor ímpetu. Está bien interesarnos por la guerra ajena, mas no cerremos los ojos ante la propia. Esta sí de mayor incidencia en lo inmediato de nuestras vidas, en el conjunto de nuestra existencia civil. Cuanto ha sucedido en los últimos días es en extremo preocupante. Las Farc y el ELN han aprovechado la distracción ante los hechos ajenos para acelerar sus emboscadas y sus asaltos. No bajemos en modo alguno la guardia.

Y ya que con lo nacional hemos topado, permítasenos aludir a un hecho político de singular trascendencia. Nos referimos a la elección del ex presidente Alfonso López Michelsen como Jefe Unico del Partido Liberal. Nadie como él con más ilustres títulos para asumir una responsabilidad de tal magnitud histórica. En Alfonso López se reúnen los más elevados atributos de la dignidad y la inteligencia. Por la prestancia de sus elevados talentos y la certeza moral de su espiritualidad insigne, es el hombre señalado para el delicado encargo. Un partido como el liberalismo, en tan grave trance unitario, no podía escoger mejor caudillo para la cuidadosa tarea de unificarlo. San Juan de Girón, enero 1991

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.