FUERZA DE CHOQUE Y NO DE RESCATE

FUERZA DE CHOQUE Y NO DE RESCATE

Una fuerza de choque y no un grupo especializado en rescates, fue la encargada de ejecutar la operación que inicialmente buscaba capturar a Pablo Escobar, pero que accidentalmente terminó con la muerte de la periodista Diana Turbay. Algunos analistas en este tipo de operaciones consideraron ayer que ese fue un factor que incidió en el desenlace. No obstante, fuentes policiales revelaron a EL TIEMPO que la acción fue ejecutada con base en informes de inteligencia que certificaban la presencia de cabecillas del narcotráfico y sus guardaespaldas en la finca Altos de Copacabana al sur de Medellín.

27 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Voceros de la Policía revelaron además que un sistema de alarma, accionado cuando apenas se iniciaba el asalto de la Policía Elite, le permitió a los secuestradores descubrir la presencia de uniformados en la zona.

Asediados por los uniformados y los helicópteros que participaron en el operativo, los secuestradores dispararon contra la periodista como un mecanismo desesperado para detener el avance de nuestra gente , comentó la fuente policial.

Entre tanto, ayer fue localizado cerca del teatro de los hechos el cadáver de Humberto Prisco, el cuarto secuestrador abatido por las patrullas especializadas y miembro de la banda de delincuentes que en la última semana perdió a cinco de sus miembros. Una fuerza de asalto de la Policía encontró ayer entre unos matorrales el cadáver de Humberto Prisco, el cuarto secuestrador abatido en la operación que culminó con la liberación y muerte de la periodista Diana Turbay, en Copacabana (Antioquia).

El hombre, de aspecto joven, es pariente cercano de David Ricardo Prisco Lopera, el jefe de sicarios muerto la semana pasada y quien estaba encargado de la seguridad y el traslado de Diana y Richard Becerra, el camarógrafo rescatado ileso durante la misma acción.

Con la muerte de Humberto se eleva a cinco el número de miembros de la familia que han perdido la vida en la última semana en operaciones policiales. El martes murieron David Ricardo y Armando Prisco Lopera y un primo suyo, identificado como Vidal de Jesús Osorio Valencia.

El viernes, durante la ocupación de la finca Altos de Copacabana, donde se creía que estaba Pablo Escobar, cayeron Diego Mauricio Lopera y Humberto Prisco.

Voceros de la Policía revelaron ayer que un sistema de alarma, accionado cuando apenas se iniciaba el asalto del Cuerpo Elite, le permitió a los secuestradores descubrir la presencia de uniformados en la zona.

Es un complejo de tres casas campestres semiocultas, de aspecto moderno, donde es frecuente el movimiento de hombres armados , decía la información suministrada por un hombre y corroborada en menos de 24 horas por los servicios de inteligencia, mediante el reconocimiento aéreo y terrestre del lugar.

Las excepcionales medidas de seguridad observadas por los agentes secretos produjo la inmediata certidumbre de que en el predio se encontraba el jefe del Cartel de Medellín. Teníamos que entrar porque sabíamos que Escobar se está moviendo continuamente. El sabe que lo estamos persiguiendo y por ello se mueve con gran rapidez , aseguró una fuente de la Dirección de Policía Judicial e Investigación (Dijin).

La estrategia operacional fue diseñada de tal manera que se produjera el asalto simultáneo de un centenar de hombres por tierra y otros cuarenta en cinco helicópteros artillados. Para ello fueron seleccionados los mejores hombres del Cuerpo Especial Armado, adiestrados especialmente para acciones de combate directo.

La fuerza de asalto estaba preparada para afrontar un enfrentamiento con los guardaespaldas de Escobar, no un rescate; por ello, según voceros policiales, fue accidental el hallazgo de los dos periodistas que corrían a través de la montaña.

De acuerdo con la primera reconstrucción de los hechos, un grupo de por lo menos 12 hombres accionó las alarmas y se dio a la fuga a través de Quebrada Arriba, que tiene salidas hacia El Guarne, Copacabana y la autopista Medellín-Bogotá.

Los cuatro delincuentes que custodiaban a los periodistas trataron de escapar escalando la escarpada montaña. Asediados por los uniformados y los helicópteros que participaron en el operativo, los secuestradores dispararon contra la periodista como un mecanismo desesperado para detener el avance de nuestra gente , dijo una fuente policial.

De manera extraoficial, anoche trascendió que esta operación podría traer consecuencias para el alto mando de la institución por la forma como fue ejecutada. Además, hay expectativa por saber si el Gobierno ordenará la suspensión de las acciones contra el Cartel de Medellín.

Entre tanto, dos personas que presuntamente integraban el grupo de secuestradores, y que al parecer estaban encargadas de ofrecer los alimentos a Diana y el camarógrafo Richard Becerra.

La Policía Nacional dijo que, la aprehensión se produjo Altos de Copacabana, donde estaban secuestrados los dos periodistas, cuyo propietario al parecer era uno de los hoy extintos jefes de la banda de Los Priscos .

Durante el allanamiento, la Policía capturó a una mujer, de 60 años y a un menor, de 16, quienes habrían sido contratados para preparar los alimentos a los rehenes y a los secuestradores.

Las autoridades agilizaban ayer las averiguaciones en las oficinas de catastro de Medellín, Copacabana y Guarne, donde posiblemente podrían estar las escrituras.

Al parecer, sostienen los investigadores, el predio era de David Ricardo Prisco Lopera, pero aparecería registrado a nombre de un testaferro de la organización delincuencial.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.