E L T R A B A J O DERECHOS Y LIBERTADES

E L T R A B A J O DERECHOS Y LIBERTADES

Al ser recibido como miembro de número en la Academia Colombiana de Jurisprudencia el jurista Hernando Franco Idárraga, presentó el estudio titulado El trabajo y su nueva dimensión constitucional y legal. Parte de la premisa de que teniendo el poder estatal su origen y titularidad en la soberanía popular, la consolidación de nuevas estructuras jurídicas conducirá a un proceso amplio, democratizador, que involucre en sus fines sociales una nueva configuración de la sociedad. Con base en ella afirmó que el concepto de Estado Social de Derecho, adoptado por muchas constituciones, garantiza y protege los derechos y libertades, pero fundamentalmente realiza las acciones necesarias para que sea real el disfrute de esos derechos y libertades, utilizando instrumentos idóneos que conduzcan a una comunidad más humana y justa, pues el carácter de Estado Social no termina con el discurso declarativo sino que impone una tarea continuada de corrección.

11 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

Dada la importancia que el trabajo tiene en la vida moderna, basado en nuevas concepciones filosóficas y legales y en una nueva visión de la empresa, en el principio de la dignidad humana, la convivencia de la libertad económica y la economía de la solidaridad, se hace necesario que en el marco constitucional se contemplen las nuevas situaciones que se desprenden del concepto de que la riqueza del país se subordine a las necesidades colectivas y se fortalezca la iniciativa del Estado para la promoción de los servicios esenciales, el fomento de las sociedades cooperativas y se señalen procedimientos hábiles para facilitar el acceso de los trabajadores a los medios de producción.

Esto lo lleva a decir que el trabajo, en una nueva Constitución, no debe limitarse al reconocimiento de derechos y libertades laborales y a temas que deban dejarse al legislador, sino que debe contener un programa socio-económico de largo alcance que incluya la distribución equitativa de los ingresos, la protección a la salud y a la seguridad social, la formación y readaptación de profesionales, la seguridad e higiene en el trabajo, el descanso necesario, el derecho y la libertad de trabajo, la profesionalidad, el salario justo, etc., de tal manera que se asegure la existencia de quienes no poseen más riqueza productiva que su fuerza de trabajo. Considera esencial esa normatividad constitucional, que conlleva importantes repercusiones para el Estado, en su obligación de hacer; para los particulares en sus deberes sociales y para los patronos en el manejo empresarial.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.