LOS MAESTROS DE LOS FAMOSOS

LOS MAESTROS DE LOS FAMOSOS

Aunque todos sus estudiantes son importantes, recuerdan a unos más que a otros, sobre todo si al pasar los años se vuelven famosos. Ya sea porque resultan excelentes deportistas, buenos artistas o sobresalientes empresarios o políticos.

15 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Aunque todos sus estudiantes son importantes, recuerdan a unos más que a otros, sobre todo si al pasar los años se vuelven famosos. Ya sea porque resultan excelentes deportistas, buenos artistas o sobresalientes empresarios o políticos.

Eso les sucede a Jaime Leal González, Marta Luz Gómez, Graciliano Acevedo y Mario Peláez, cuatro docentes que llevan varias décadas en la profesión (que hoy celebra su día) y tienen entre sus logros haber educado a personajes públicos.

Yo en ningún caso puedo decir que ayudé a formarlos - asegura Leal- , ellos son producto de su mismo trabajo.

Pocos maestros pueden decir como este profesor, que acaba de cumplir 65 años en el ejercicio docente y 80 de vida, que educaron a varios personajes sobresalientes. Cuando tenía escasos 20 años entró al Instituto Politécnico, de Bogotá, a dictar antropogeografía a los estudiantes de once y allí tuvo entre sus alumnos al empresario Pedro Gómez Barrero.

"Casi todos eran mayores que yo. Cómo será que cuando llegué a pedir puesto el rector creyó que iba a matricularme", cuenta.

Después pasó al Liceo Cervantes Jesús Casas Manrique donde educó al científico Rodolfo Llinás.

Recuerda como buen futbolista al presidente del partido Liberal, Camilo Sánchez; como introvertido y tímido al presidente del Congreso, Germán Vargas, a quien puso de monitor en las clases de francés porque lo hablaba perfecto, y a Miguel Varoni, como vanidoso.

A todos ellos los educó en el colegio José Joaquín Casas, de Bogotá, que está cumpliendo 45 años.

Los maestros paisas.

Mario Peláez lleva menos tiempo en la profesión (51 años), pero los suficientes para haber sido uno de los profesores del presidente Alvaro Uribe Vélez.

Actualmente tiene 72 años y una mente lúcida. Por ejemplo, recuerda que escogió ser maestro porque se dejó seducir por los profesores que tuvo.la vocación viene de familia porque mi abuelo fue maestro toda la vidacuenta.

Solo abandonó la docencia cinco años para trabajar como supervisor de calidad en Coltejer, pero la vocación le pudo más y fue a parar al colegio Jorge Robledo, de Medellín, ciudad donde nació. Allí estuvo 30 años y entre sus estudiantes contó con uno que sobresalía por lo aventajado y disciplinado.

"Era el Presidente - dice- , que siempre fue un líder. Logró que el colegio pasara de jornada doble a continua. Además, fue eximido de todos los exámenes en quinto y sexto grado.

En ese mismo colegio estudiaron Juanes y Santiago Botero. Marta Luz Gómez tuvo a su cargo la educación del primero. Llegó a ser maestra porherencia familiar". Es hija de maestra y hermana de maestras. No tenía opción. Cuando llegó al colegio era tan sardina que los estudiantes de bachillerato la invitaban a salir.

Graciliano Acevedo es el coordinador de deportes de esta institución. Es atleta, disciplina que abandonó por su trabajo. Ahora disfruta formando a otros deportistas, como Santiago Botero.

"Para mí es gratificante ver el avance de los alumnos, pero triste comprobar que la vocación por esta profesión se está acabando", asegura.

Situación del magisterio.

Magisterio no tiene nada que celebrar, al contrario hay mucha tristeza por la situación por la que está atravesandodice Jorge Guevara, presidente de la Federación Colombiana de Educadores (Fecode).

Guevara se refiere a la no contratación de 25 mil técnicos, tecnólogos y bachilleres pedagógicos como maestros. Esto debido a que el decreto 1278 del 2002 impide la vinculación como docentes a quienes no tienen título de licenciados o normalistas.

Según la viceministra de Educación, Juana Díaz, una comisión está estudiando el tema para ver la posibilidad de convalidar los títulos de los técnicos y tecnólogos, pero sin que se deje de lado la intención de mejorar el desempeño de estos profesionales.

Fotos: Edgar Domínguez / EL TIEMPO.

- Marta Luz Gómez dice que se va a volver tan famosa como Juanes porque gracias a su pupilo sale en los medios.

- Graciliano Acevedo recuerda a Santiago Botero como un estudiante disciplinado.

- Mario Peláez asegura que el Presidente siempre tuvo alma de líder y fue muy disciplinado.

- Como buen futbolista y amiguero recuerda Jaime Leal a Julián Arango, uno de los ex alumnos que lo acompañó en la celebración de sus 65 años en la docencia. Archivo particular

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.