LA POLÍTICA DEL ALACRÁN

LA POLÍTICA DEL ALACRÁN

Estoy mamado de la política, o sea, como dicen los muchachos ahora. A punto de tirar la toalla, me copian? Con dolor en el alma, con sentimieeeento, como gritan los vallenatos, estoy considerando la posibilidad de disolver mi movimiento Polvo Democrático, que ya tenía seguidores, y seguidoras, sobre todo, dispuestas a darlo todo por un revolcón de la política. Por una política entendida como el arte de servir, de trabajar por causas comunes y nobles, de propender al progreso general y el bien común, de defender las libertades y los derechos, de respetar las ideas ajenas, dentro de los principios de la igualdad, de la moral, de la ética, de la lealtad. O sea, contra la corrupción y la politiquería. Quién dijo eso? Me copian?

15 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Estoy mamado de la política, o sea, como dicen los muchachos ahora. A punto de tirar la toalla, me copian? Con dolor en el alma, con sentimieeeento, como gritan los vallenatos, estoy considerando la posibilidad de disolver mi movimiento Polvo Democrático, que ya tenía seguidores, y seguidoras, sobre todo, dispuestas a darlo todo por un revolcón de la política. Por una política entendida como el arte de servir, de trabajar por causas comunes y nobles, de propender al progreso general y el bien común, de defender las libertades y los derechos, de respetar las ideas ajenas, dentro de los principios de la igualdad, de la moral, de la ética, de la lealtad. O sea, contra la corrupción y la politiquería. Quién dijo eso? Me copian?.

Pero, qué va. Qué ceba de política la de hoy. Por cuenta de la reelección se ha vuelto un partido de fútbol de barrio, donde se cambian las reglas de juego antes de los 45 minutos, además de cambiar con facilidad de camiseta. Y se juega rudo, se muestran los taches y se entra a dañar al contrario. Hay zancadillas, codazos, golpes bajos. Pelotas en el palo, o viceversa.

Aunque eso depende del equipo donde se juegue. Si es en La Aplanadora Fútbol Club, donde a todos les cabe el paisa en la cabeza, ya sea como carrielero derecho, o como medio campista, o como medio uribista, también les reparten, pero pases para jugar en el exterior. Se juega de día y de noche, en su vida o embajada. O en consulado. La plata por encima de los partidos. Me copian?.

Lo de la reelección ha sido un espectáculo de circo. Han desfilado toda clase de animales. Micos, lagartos, sapos y camaleones. Y ahora un alacrán rabiparado y culipronto, como el que Moreno de Caro le llevó al puesto del senador Edgar Artunduaga el jueves por la noche. Fue un show escalofriante, vergonzoso y venenoso. Menos mal que no sufre del corazón grande el senador José Renán Trujillo, a quien le cayó peligrosamente el arácnido en su volteada solapa uribista.

La senadora Claudia Blum y otros colegas suyos saltaron de sus sillas como si hubiera renunciado el Presidente. No se entiende por qué tanto miedo al alacrán, si a la mayoría la ha picado el bicho del uribismo, que también tiene unos efectos graves, como la pérdida de memoria, a veces daltonismo, sed de poder y cierta intolerancia. Qué animal tan peligroso es el maldito alacrán...

Y es quizá unos de los animales que de verdad se podrían ganar por derecho propio un espacio en la política, más que el camaleón. Este bicho lleva el veneno en la cola, pica a traición, puede producir en la víctima dolorosa seca en este caso seca política, que sería de seis años ; causa adormecimiento en la lengua nada menos que lo que quisiera el uribismo que le ocurriera a la oposición y, además, se sabe pegar a los troncos viejos, llámense caciques o gamonales.

Es muy triste el espectáculo en que han caído los políticos, especialmente unos honorables padres de la patria que están pasando por encima de todo, sacrificando lo prioritario, proyectos valiosos para el país, legislando a las volandas, hasta altas horas, a pupitrazo limpio, como si tuvieran un alacrán en la ropa interior. Que dejen jugar al moreno, pero que no jueguen con veneno. Que no se vaya a imponer la política de echarles un alacrán a los opositores mientras a los amigos les ofrecen una paloma. Sería como los del gobierno tomando Sello Negro, mientras a los otros les dan cococho de Barranquilla.

luioch@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.