LA CUESTIÓN ES DE DISCIPLINA:

LA CUESTIÓN ES DE DISCIPLINA:

Señor Director:

15 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Señor Director:.

El general (r) Alvaro Valencia inicia su columna del viernes 14 reprendiendo a la Corte Constitucional por haber declarado inexequibles una serie de normas que prescribían o castigaban ciertas conductas de los militares relacionadas con su fuero interno. Dentro de estas normas se encontraba, por ejemplo, la prohibición de invitar a los casinos a damiselas que no respondan a exigentes patrones de corrección o normas relacionadas con la conducta sexual de los miembros de la Fuerza Pública.

El problema no deriva de la existencia o no de normas jurídicas, sino de la falta de templanza moral de la tropa. El General confunde las formalidades jurídicas con los códigos de conducta de los individuos; si la milicia tiene en realidad un bagaje centenario de tradiciones contra estas prácticas, difícilmente la demolición de un par de párrafos pueda cambiar el código de honor.

Alejandro Peláez.

Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.