SE AVECINA REVOLCÓN ADMINISTRATIVO

SE AVECINA REVOLCÓN ADMINISTRATIVO

Con calculadora en mano, tanto el gobernador de Cundinamarca como el del Huila están preparando los proyectos de reestructuración administrativa en sus departamentos (ver nota anexa). En estas dos regiones se están estudiando desde despidos masivos y recorte de gastos en uso de teléfonos celulares y vehículos hasta la liquidación de dependencias que no son viables económicamente.

11 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

Con calculadora en mano, tanto el gobernador de Cundinamarca como el del Huila están preparando los proyectos de reestructuración administrativa en sus departamentos (ver nota anexa). En estas dos regiones se están estudiando desde despidos masivos y recorte de gastos en uso de teléfonos celulares y vehículos hasta la liquidación de dependencias que no son viables económicamente.

El gobernador de Cundinamarca, Pablo Ardila, anunció que muy posiblemente retiraría a más de la mitad de los empleados de la administración departamental. Según el funcionario, el objetivo es ahorrar con el plan de austeridad más de 8.000 millones de pesos en los próximos cuatro años. Algunos de los dineros serán invertidos principalmente en agua potable, saneamiento básico, salud, educación e infraestructura vial.

Con relación a este tema, Ardila insistió en señalar en que él puede gobernar con mucho menos de 2.500 empleados que hay en la actualidad. Aún no puedo decir cuántas personas saldrán, pero la cifra será grande, pues esta Gobernación está burocratizada , dijo.

El mandatario agregó que cerrará los 15 Centros Administrativos Provinciales (CAP), con lo que se ahorraría 4.500 millones de pesos. Esta medida dejaría cesantes a más de 80 funcionarios.

Estos centros fueron concebidos con el fin de agilizarles los trámites a los cundinamarqueses en las capitales de las provincias del departamento. Sin embargo, para Ardila estos entes son inoperantes y están representando gastos innecesarios al departamento.

Primeras medias.

El plan de austeridad en Cundinamarca ya comenzó. Una de las primeras restricciones implementadas por el gobernador fue la suspensión de celulares y de vehículos a varios funcionarios.

El parque automotor es monumental. Hay más o menos 250 vehículos y hasta las secretarias tenían asignado carro. Definitivamente pienso que la Gobernación debe tener un parque automotor más pequeño, pues los gastos de mantenimiento son enormes. Unos carros serán asignados al gabinete y otros vehículos funcionarán de manera flotante. Es decir, que no se asignarán los vehículos a determinadas personas, sino que estarán disponibles en el parqueadero de la sede administrativa para las salidas y comisiones programadas. El resto serán vendidos , afirmó.

Una vez esté en venta el parque automotor, Ardila está contemplando la posibilidad de que los empleados tengan la posibilidad de acceder a un crédito fácil, otorgado por la Gobernación, para adquirir a buenos precios los vehículos, los cuales si son puestos al servicio del departamento, la Gobernación les pagaría a sus dueños un impuesto de rodamiento.

Queremos que la gente no solo pueda acceder a tener un carro, sino que al ser de su propiedad le dé mejor cuidado, pues tengo conocimiento del mal trato que se les dan a los vehículos de la Gobernación por parte de algunos conductores , aseguró.

Este plan de reorganizamiento del parque automotor le ahorró al departamento, solo en el mes de enero, más de 86 millones de pesos en gastos de mantenimiento de vehículos y gasolina.

Y es que las cifras hablan por sí solas. Para enero del 2003 en los más de 250 vehículos del departamento se invirtieron 103i 591.277 pesos, mientras que en enero de este año la cifra no superó los 58 millones, lo que significó un ahorro de más de 45 millones de pesos.

Mientras que en enero del 2003 se pagaron más de 54 millones de pesos en 14.558 galones de gasolina, este mes tan solo se gastaron 10.276 galones que le costaron al departamento alrededor de 46 millones de pesos.

Con relación al uso de celulares, estos serán suspendidos y tan solo los secretarios de despacho tendrán este servicio que, según Ardila, no será pagado en su totalidad por la Gobernación, sino que se les dará un auxilio.

FOTO:.

Según el gobernador de Cundinamarca, Pablo Ardila, más de la mitad de los empleados que tiene la administración departamental saldrán. La Gobernación está burocratizada , dijo. Archivo / EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.