QUÉ HARÍAMOS SIN LAS MUJERES

QUÉ HARÍAMOS SIN LAS MUJERES

El mundo sin la existencia de las mujeres sería muy aburrido, solo habría licor y deportes pero no habría niños, ni hogares, ni atenciones, ni amor, ni alguien que nos haga soñar o pensar o reflexionar o enfurecer.

06 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El mundo sin la existencia de las mujeres sería muy aburrido, solo habría licor y deportes pero no habría niños, ni hogares, ni atenciones, ni amor, ni alguien que nos haga soñar o pensar o reflexionar o enfurecer.

Difícilmente existiría el buen gusto, o el orden, o el aseo, los colores serían inútiles o poco utilizados, los aromas y fragancias casi ni se conocerían.

No creo que se hubiera inventado el desodorante porque no habría alguien a quien le importara el cuidado de la apariencia o la figura tendría una baja prioridad, para qué los vestidos de baño?, o las barberías o peluquerías.

Tampoco serían necesarias las serenatas o los bailes, no importarían mucho los espejos, quién le habría enseñado a cocinar a primer chef?.

Habría estética o variedad de forma en los objetos? Se habría inventado la cama? Quién habría enseñado a criar y educar hijos? Quién traería los hijos al mundo?.

Existiríamos nosotros o solo estaría Adán aburrido en el paraíso, comiendo manzanas porque ya no importaría la consecuencia ni habría la amenaza...

La mujer fue incursionando en otros campos como en el trabajo, al principio en temas de rutina y sencillos y luego fue incorporándose al área profesional, donde comenzó a escalar posiciones que la han llevado a ser presidente de empresas, ministros, presidentes de países, líder de comunidades u organizaciones mundiales etc.

La ventaja que tienen las mujeres sobre los hombres, hoy día, es enorme! Hay quienes dicen que Dios creo al hombre y habiendo aprendido de las fallas de ese primer se humano, creó a uno mejor y así nació la mujer.

Qué tal que a un hombre de hoy le tocaran tareas como arreglarse, pintarse, vestirse con todos los elementos que requiere una mujer, que hiciera aseo, ordenara la casa, se encargara de la alimentación, cuidara y educara los niños y además trabajara como lo hacen muchas mujeres, a diario, en el planeta?.

Las mujeres son creativas, intuitivas (el sexto sentido que viene en todas ellas y es escaso en los varones), imaginativas o soñadoras, visualizan el futuro y buscan alcanzarlo.

Manejan un mundo lleno de relaciones que las hace recordar con exactitud cada episodio de la vida o cada lugar ( Base de datos relacional, memoria extendida?, cuántos hombres poseen eso?).

A la hora de trabajar, las mujeres son más disciplinadas y más confiables porque tienen un alto sentido innato de la responsabilidad y valoran más lo que poseen. Desde luego hay hombres así pero más escasos.

Una vez pasa la etapa de el enamoramiento -único momento en que la mujer es vulnerable y se le puede engañar o confundir-, no hay quien las detenga porque se dedican de lleno a su tarea sin perder un minuto o sin tener una distracción.

Los hombres por otro lado son muy independientes, asunto que en la mujer difícilmente ocurre, es decir, la mujer trabaja siempre en equipo y se ayudan unas con otras en medio de su naturaleza cooperativa y solidaria, excepto cuando hay de por medio un hombre que les gusta.

Recordemos que en la etapa de la conquista, los hombres trabajan solos en la tarea de enamorar a una mujer, mientras las mujeres se comunican constantemente para darse consejos respecto a como le fue a cada una de ellas y cual es el plan para avanzar positivamente en el siguiente paso.

Desde luego algunas mujeres son algo solitarias, pero son las menos. En el mundo moderno, el trabajo en equipo es un asunto mandatorio y puede convertirse en la diferencia entre ganar o perder en un mercado altamente competido.

La intuición de la mujer es una especie de radar que la lleva a percibir lo que los demás no ven, ella sabe que es así pero no conoce explicación al porqué, ni le interesa, solo confía en su sexto sentido.

La mayoría tiene su radar en excelente funcionamiento, sin embargo hay otras que nacen con el radar atrofiado. Pocos hombres tienen esa facultad innata de la intuición.

La inteligencia emocional y la inteligencia relacional, tan solicitadas y requeridas por los empresarios en el mundo moderno es sin duda un componente fuerte que existe en la mayoría de mujeres y es más escaso en los hombres.

El planeta ha descubierto la potencia que tiene toda la mezcla explosiva que hemos narrado en este escrito, con la imagen de un ser humano más atractivo, de sonrisa y rostro más agradable, con mirada cautivadora, y un caminar y vestir con gusto, clase y atracción.

Las mujeres, por otro lado, son mucho más maduras que los hombres, casi desde la adolescencia, y mantienen esa ventaja toda la vida. Los hombres son en realidad niños grandes. Las esposas terminan tarde o temprano manejando el hogar donde tienen los hijos de matrimonio y el niño mayor que es el marido.

La madurez influye en la toma de decisiones y en la concepción del mundo en que vivimos o nos rodea. La empresas que poseen empleados con alto nivel de madurez, son autónomas, disciplinadas, organizadas, trasparentes, productivas y eficientes.

Finalmente, las mujeres nunca han necesitado ser líderes en todo o ser las número uno, puesto que siendo las número 2 han logrado que la gente que ocupa la posición de liderazgo termine haciendo lo que ellas consideran que debe realizarse.

Si no me cree, estimado lector, verifique qué termina haciéndose en su hogar, donde usted cree ser el que manda...

No quiero alargar este análisis, sobre el cual podría profundizar no solamente en comparativos sino en hechos concretos que demuestran que las mujeres en el campo laboral, o mejor dicho, en todos los campos ha demostrado ser mejor o por lo menos más completo ser humano que el hombre.

La respuesta viene dada por la misma naturaleza que al comparar el organismo de la mujer con el del hombre encontramos que el de ellas es muchísimo más complejo. La primera evidencia es que las mujeres traen incorporada la fábrica de seres humanos y una programación que se dispara desde que quedan aptas para procrear. Qué tal el desarrollo y cuidado del bebé en el seno materno? Qué tal la época de lactancia? Etc.

Ahora bien, el organismo de la mujer tiene una mejor repartición o distribución, que salta a simple vista y lo que es mucho más evidente es que con menor tamaño y peso hacen muchísimo más, lo que las hace fuera de serie en eficiencia/productividad. Es decir dan más, con menos...

Por las razones que acabo de anotar, me gustan mucho las mujeres!...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.