ESCUELA PARA APRENDER A PERDONAR

ESCUELA PARA APRENDER A PERDONAR

Hay personas a las que los músculos faciales se les tensan, un corrientazo les recorre el cuerpo y hasta el corazón les late más que de costumbre cada vez que recuerdan el atropello del que fueron víctimas.

11 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Hay personas a las que los músculos faciales se les tensan, un corrientazo les recorre el cuerpo y hasta el corazón les late más que de costumbre cada vez que recuerdan el atropello del que fueron víctimas.

"Son más de las que pensamos, si se tiene en cuenta que el 18 por ciento de criminalidad lo genera la violencia política, el ochenta por ciento, la social. Y hay una epidemia invisible de violencia domésticaexplica el sacerdote y sociólogo Leonel Narváez, director de la Fundación para la Reconciliación.

Para todos ellos, que estánpor el odio y el rencorla Fundación creó las Escuelas de Perdón y Reconciliación (Espere), que proponen contra la irracionalidad de la violencia, la irracionalidad del perdón.

Un juego muy en serio.

A través de la lúdica y la convivencia, trabajan en 60 barrios de la capital, también en Medellín, Cali y en la zona Cafetera, tanto con víctimas de la guerra como de conflictos entre parejas (infidelidad y abandono), vecinos (irrespeto a los derechos de cada uno), juntas comunales (de 1.700 que hay solo en Bogotá, en el 2003 se reportaron 700 líos o peleas internas), o familias que atraviesan situaciones difíciles por odios y rencores.

Allá llegó por casualidad Lucero Vargas. veces las cosas caen como anillo al dedo. Me invitaron, a través del programa Ecobarrios, a tomar el curso, justo cuando la amiga con la que colocamos un negocio cambió mucho, yo sentí que sobraba. No nos volvimos a hablar y hasta opté por cambiar el camino para llegar a casa. Me deprimí y lloraba mucho recuerda esta esposa y madre de tres niñas.

"Al comienzo vi el curso como algo netamente religioso y no me animaba, pero poco a poco me enamoré del proyecto. Aprendí no solo a manejar los impulsos sino a perdonar", dice Vargas, ahora multiplicadora de las Espere en la localidad de San Cristóbal, al sur de Bogotá.

Por la reconciliación.

Perdonar no quiere decir permitir que a uno lo sigan agrediendo, tampoco olvidar, mucho menos seguir siendo víctima. Es poder mirar o recordar lo que sucedió sin dolorexplica Paula Andrea Monroy, psicóloga de la Fundación.

"Para lograrlo - dice el psicólogo y sociólogo Jairo Díazhay que recrear un ambiente de confidencialidad y de confianza, para que la persona hable de lo que pasó, de quien le generó dolor y llore si lo quiere. Que devuelva el casete.

Luego viene la memoria restaurativa, quizás un abrazo, una mirada. Finalmente, un pacto de reconciliación con nosotros mismos y con quien nos ofendió. A veces ese acercamiento es imposible, pero igual la persona ya no vive llena de odio", dice Monroy.

"Los vecinos se pueden comprometer a no poner la música a todo volumen; la esposa, a darle una oportunidad a su pareja. Pero, si ya la relación es disfuncional y tiene que acabarse, pueden quedar con un trato cordial y amistoso", explica Vargas.

Cualquier persona puede vincularse a las Espere, de la que forman parte los Misioneros de La Consolata. En promedio el proceso tiene una duración de ochenta horas, en las que se aprende a manejar las emociones para de arrastrar las cadenas del odio y el rencor.

Informes: teléfono: 4299550, www.fundacionparalareconciliacion.org o en escuelas@fundacionparalareconciliacion.org.

Foto Reynel Ruiz / EL TIEMPO.

Lucero Vargas hizo curso en las Espere, aprendió a perdonar y ahora, junto con otros multiplicadores, trabaja en la localidad de San Cristóbal, al sur de la Ciudad.

Reynel Ruiz / EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.