INRAVISIÓN, QUÉ SIGUE AHORA

INRAVISIÓN, QUÉ SIGUE AHORA

Cuatro de los cinco miembros de la junta directiva de la Comisión Nacional de Televisión (CNTV) dieron su apoyo al Gobierno Nacional de liquidar Inravisión y Audiovisuales. Sin embargo, antes de dar su respuesta definitiva esperan que el Gobierno expida un decreto en el que defina quién debe asumir el pasivo pensional del Instituto de Radio y Televisión.

27 de octubre 2004 , 12:00 a.m.

Su espera obedece a que en caso de que se imponga la tesis de que dicho pasivo debe ser asumido por la CNTV, quieren buscar alternativas que impidan que ese organismo tenga que desviar los recursos destinados al fomento de la TV para el pago de las pensiones.

Los comisionados que votaron a favor de la decisión fueron Javier Ayala, Darío Montenegro, Jorge Figueroa y Fernando Devis. Lo hicieron en la junta directiva de ayer, a la que asistió la ministra de Comunicaciones, Martha Pinto de De Hart, que participa con voz, pero sin voto.

Sin embargo, el comisionado Jaime Niño salvó su voto ayer, argumentando que el Gobierno es contradictorio con su iniciativa: Dice que quiere salvar la TV pública, pero propone destinar los recursos que se deben usar en programación, producción y hacer buena televisión, para pagar pensiones. Cómo es que el Gobierno Nacional, que no ha cumplido sus obligaciones de ley durante cuarenta años para asegurar recursos para pagarles a sus pensionados, le traslade su responsabilidad a la CNTV? Era un dinero que el Gobierno debió aprovisionar en casi 50 años de existencia de la entidad .

Estas han sido las primeras reacciones después de que se conoció un documento del Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) que recomienda la liquidación de estas dos entidades.

Aunque gran parte del sector respalda esta decisión, aún no hay acuerdo sobre quién debe asumir el pasivo pasional de Inravisión, que es de 600 mil millones de pesos. El Consejo de Estado emitió un concepto según el cual la Comisión Nacional de Televisión es el ente encargado de responder por esto pagos.

Y precisamente la Ministra argumenta que es la ley la que establece que el pago lo debe hacer la CNTV. No es el Gobierno el que le está trasladando esta función a la CNTV y eso debe quedar muy claro , ha dicho.

Igual que el comisionado Niño, el director del ente regulador, Javier Ayala, tampoco es partidario de que sea su entidad la que asuma estos pagos. Actualmente no hay ninguna norma legal que le permita a la CNTV responsabilizarse del pasivo. Si se elimina Inravisión, la Comisión debe pagar la operación de la red, financiar Señal Colombia Institucional y Señal Colombia Educativa y Cultural y los regionales, pero no está previsto pagar pasivos, porque no tenemos plata .

Se refiere a que, según los cálculos de la entidad, la plata que actualmente tiene la Comisión en su portafolio financiero -118 mil millones de pesos- solo alcanza para sobrevivir dos años más. Estos son los dineros que pagaron RCN, Caracol y Citytv por sus concesiones, además de los rendimientos. Agrega que, además, el 70 por ciento de la plata que debe dar la entidad para la TV pública se va para Inravisión. En ocho años, le hemos girado 625 mil millones de pesos , agrega el director.

Mirando los recursos de la Comisión, el comisionado Niño va más allá y cree que lo que en el fondo se está buscando es debilitar al ente financieramente para acabarlo. No sería una paradoja que eso ocurriera -dice Niño-, cuando desde hace rato el Gobierno manifestó lo que ha querido hacer con la CNTV .

Sin embargo, de De Hart asegura que lo que el actual Gobierno está buscando con estas decisiones no es acabar a la CTNV, sino fortalecer la TV pública. Reitera que este Gobierno cree que la Comisión puede rediseñarse por dentro. Pero afirma que debe existir un ente regulador que maneje recursos, pero con destinaciones específicas, que deben fijarse desde la ley.

La Ministra es consciente de que se deben buscar nuevas fuentes de ingresos que le permitan a la CNTV asumir el pasivo pensional de Inravisión y seguir girando para producción, programación, mejoramiento de los contenidos y operación y mantenimiento de la red. No necesariamente implicarían más impuestos para los contribuyentes, sino nuevas posibilidades de negocio que la TV pueda ofrecer , asegura la funcionaria.

Indica que estos nuevos recursos están en licencias de TV cerrada para temas específicos como educación, en licitar un tercer canal privado nacional cuando venza la exclusividad de los actuales y más controles sobre la evasión en los operadores satelitales y de cable.

El proceso Mientras se expide el decreto que determine quién asume el pasivo pensional de Inravisión, se comenzó a trabajar en el proceso de supresión. La Nación asumirá los 80 mil millones de pesos que cuesta la liquidación de las dos empresas y se espera que se haga en dos años, y en el peor de los casos, en cuatro.

La liquidación de los 469 empleados (411 de Inravisión y 58 de Audiovisuales) se calcula en 8 mil millones de pesos y la idea es crear una nueva entidad de 73 funcionarios. Según la Ministra, se ahorrarían unos 32 mil millones de pesos anuales con la supresión de las dos compañías.

Así las cosas, el Gobierno Nacional ha logrado en este año lo que no pudo alcanzar con la ley de televisión que se hundió en año pasado en el Congreso. Con ella buscaba que una empresa operara la red (ahora se acaba Inravisión y lo hará Telecom), otra programara (se suprime Audiovisuales y nace otra) y se acabara el Canal A para dar paso al Institucional (este va a cumplir un año). Lo único que queda pendiente es reestructurar la Comisión Nacional de Televisión y que la ley le diga cómo debe manejar sus recursos. Esto, al parecer, es el siguiente paso que el Gobierno va a dar en los próximos días.

FOTO/Rodrigo Sepúlveda EL TIEMPO Ayer, dentro de las instalaciones de Inravisión, los trabajadores afiliados a Acotv, el sindicato de la entidad, se declararon en asamblea permanente. Afuera reinó la calma.

FOTO - Martha Pinto de Hart - Javier Ayala - Jorge Figueroa - Fernando Devis - Darío Montenegro - Jaime Niño

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.