LA PUBLIQUIZACIÓN DE ECOPETROL. 1]

LA PUBLIQUIZACIÓN DE ECOPETROL. 1]

En forma muy amable recibí del padre de Roux la invitación a participar en una discusión sobre las distintas percepciones de las reformas petroleras! que se han venido llevando a cabo bajo la actual administración, como mecanismo para lograr un acercamiento entre las partes dentro del conflicto que actualmente se presenta en Ecopetrol.

21 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

En forma muy amable recibí del padre de Roux la invitación a participar en una discusión sobre las distintas percepciones de las reformas petroleras! que se han venido llevando a cabo bajo la actual administración, como mecanismo para lograr un acercamiento entre las partes dentro del conflicto que actualmente se presenta en Ecopetrol.

Más que un interés técnico en el tema,! tengo un gran afecto y respeto por las personas involucradas en esta, creo innecesaria, confrontación.

De la USO guardo los mejores recuerdos y por sus dirigentes tan solo tengo respeto y admiración por su calidad humana. Durante mi paso por el Ministerio fue el único interlocutor petrolero! que hallé abierto a la deliberación y sin dobles! agendas. Todavía me genera orgullo el haber redactado a cuatro manos, el decreto que garantizaba el fondeo pleno de las pensiones de los trabajadores de Ecopetrol.

Al actual presidente de Ecopetrol lo! he conocido en las buenas y en las malas. Siempre con la misma rectitud; siempre con la misma entereza. Esa no la va a perder nunca. Mal sujeto! de reuniones sociales! y pésimo sujeto de medios. O sea, muy, muy buen sujeto.

La implicación de las reformas.

Entiendo que la discusión gira en torno al decreto 1760 2] y a sus implicaciones sobre la viabilidad empresarial de Ecopetrol; sobre lo que las Casandras de siempre, apocalípticas y mediáticas, han llamado la privatización de Ecopetrol.

La capitalización de una entidad pública por parte de una entidad pública, que es en esencia el contenido del decreto 1760,! supongo que se debería llamar! una publiquización, si tal palabra existiese. Esto es algo así! como reafirmarle el carácter estatal a lo estatal, que valga decirlo, es algo muy distinto a eso que tanto le! molesta a la izquierda y a la derecha, que es reafirmarle el carácter público a lo público; el carácter social a lo social.

Muy diferente a lo que! yo llamaría la socialización: una práctica esencialmente liberal.

La publiquización es cuando se toma dinero de toda la sociedad, como son las reservas de petróleo, tal como lo establece la Constitución Colombiana, y se le asigna a una empresa que no necesariamente irriga sus beneficios a lo largo de toda la sociedad, como es el caso de Ecopetrol. El decreto 1760 es la negación misma de una privatización.

A Ecopetrol, entonces, lo "publiquizaron".! Lástima! que no la hayan socializado.

Mi cálculo de lo que los colombianos generosamente le entregamos a ECOPETROL, de nuestro propio patrimonio, el de la Nación,! es del orden de! 4 billones de dólares. Les aseguro una cosa, Ecopetrol, nunca, desde su creación, había sido más fuerte, que después de esta! casi escandalosa capitalización.

Respecto a la Agencia Nacional de Hidrocarburos, uno de los más valiosos y menos mediáticos productos de la livianita Reforma del Estado, cabe anotar, es una entidad que por los próximos diez años hará votos de pobreza, en la medida en que todos los recursos petroleros, por efecto del decreto! 1760, durante ese período irán a capitalizar a! Ecopetrol.

No obstante lo anterior, esta Agencia en el presente es valiosa porqué pone fin a ese! absurdo que era una entidad como Ecopetrol,! que ejercía simultáneamente como regulador y! como regulado. Eso generaba la extrañísima figura de los Presidentes de ECOPETROL que sufrían de una esquizofrenia que los hacía sentir Presidentes de ECOPETROL y Ministros de Minas al mismo tiempo. A algunos les era difícil aceptar que el! Ministro es Ministro de Estado, lo colectivo, y que los presidentes de ECOPETROL, son presidentes de una empresa: lo individual, lo particular. Y, que lo colectivo,! siempre prima sobre lo particular, público o privado. 3].

Ese! extraño concepto "sindico-gremial"! que tenemos de lo social nos ha hecho olvidar que! los! altos funcionarios del Estado no están para representar a los! que están bien a la derecha, ni a los que están bien a la izquierda. No están para representar a los que están bien. Para eso están los gremios y los sindicatos, que muy eficientemente cumplen esa labor, con el sólido apoyo de los medios.

En el futuro,!! cuando el petróleo, vía los contratos de concesión,!! vuelva a ser de todos los colombianos! y no tan solo de ECOPETROL, la Agencia será realmente valiosa.! En ese momento finalmente los colombianos podremos decidir si nuestras rentas petroleras las! dedicamos! a que haya! más gente atendida por el SISBEN o a que la calidad de la educación, el único factor de movilidad social en este país, se homologue entre el estrato 1 y el estrato 6. O,! si la democracia así lo decide, a seguir sumidos en la miseria mientras le apostamos al cretaceo.

Cuando los recursos del petróleo colombiano sean de todos los colombianos, es decir, cuando los nuevos contratos! constituyan ingresos de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, tan solo en ese momento habremos nacionalizado el petróleo colombiano; tan solo en ese momento habremos socializado el petróleo colombiano. Tan solo en ese momento los senadores sociales serán más importantes que los denominados senadores energéticos. Lo social capturará las rentas; no lo energético. En ese momento lo colectivo primará sobre lo individual.

Es que para sorpresa de muchos lo público, lo oficial! (para ser más preciso)! no es por definición! colectivo. Lo público puede ser también individual, como ECOPETROL.! Y lo individual, público o privado, es! negación misma de lo colectivo.!.

Cuando los recursos del petróleo sean de la Agencia; o sea del Estado; o sea del Presupuesto General de la Nación; o sea! de la sociedad, podremos celebrar. Finalmente, después de casi un siglo habremos nacionalizado, habremos socializado nuestras rentas petroleras. Puro a lo! Lázaro Cárdenas. Puro a lo Mexicano. Y si los mexicanos se reúnen en el! Zócalo! y gritan: Que viva México, Hijos de la Chingada, pues a nosotros más vale que se nos ocurra algo igualmente emocionante.

Es que tiene que haber algún momento en que los demás colombianos, los no petroleros; los no sindicalizados; los no agremiados; los no farquizados;! los no dueños del capital; los no protegidos por aranceles agrícolas ni por las ONG europeas; los que no reciben excenciones tributarias, también tengan derechos.

Ahora, ahora un poquito de lo mío.

Que si yo estoy de acuerdo con! la USO y su estatismo izquierdoso?, Para que decir mentiras?.Pues no. Ni poquito.

Que si yo estoy de acuerdo con el Gobierno! y su estatismo derechoso.? Para que decir mentiras? Pues no. Ni poquito.

Yo no quiero y nunca quise privatizar el petróleo colombiano. Yo no quiero y nunca quise estatizar ni "publiquizar" el petróleo colombiano. Siempre quise y nunca pude, socializar el petróleo colombiano. Ustedes Sres Sindicato y Señores Establecimiento, siempre me ganaron. No sé si soy un buen perdedor. Lo único que tengo certeza es! que soy un perdedor.

Es que siempre me ha parecido triste como ustedes,! supuestamente a la izquierda y supuestamente a! la derecha, cogen a patadas la función de bienestar de este país y vuelven más importante subsidiarle gasolina a los ricos que darle educación y salud a los pobres; vuelven más importante expandir refinerías que cumplir los derechos fundamentales de los colombianos, sabiamente establecidos en la Constitución Colombiana. Ustedes, señores, déjeme decirles,! tienen una extrañísima noción de equidad y de bienestar.

Ustedes no están polarizados entre ustedes. No se engañen.

Polarizado, amablemente! polarizado, estoy yo con ustedes.! No se engañen.

1]Resumen del texto! de la! intervención de Luis Carlos Valenzuela, a título de Ex Ministro de Minas, en la mesa de negociación entre la USO y ECOPETROL, que se realizó en la sede de la Conferencia Episcopal! el 8 de mayo del 2004. El texto completo está en la página de Internet de Portafolio.

2] El decreto 1760 del 2003 corresponde a la escisión de ECOPETROL en la sociedad por acciones, dedicada a las actividades comerciales relacionadas con el petróleo, por una parte,! y la Agencia Nacional de Hidrocarburos, encargada de la promoción y de la regulación sectorial, por otra.

3] Lo que ha sido particularmente complejo de entender es que la optimización de equilibrios parciales, aún con bienes públicos, es la defensa de lo particular sobre lo colectivo, que tan solo está representado por! los equilibrios generales. Es que definitivamente ECOPETROL no es sinónimo de ESTADO. Esto, está lejos de ser un problema semántico

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.