LAS MINAS NO HACEN TREGUA

LAS MINAS NO HACEN TREGUA

Los efectos de las minas antipersonales en Cundinamarca, sembradas por los grupos armados al margen de la ley, no terminan. De acuerdo con el último informe del observatorio de la Vicepresidencia de la República sobre el tema, y incluye estadísticas de los últimos cuatro meses del año, los casos en Cundinamarca ascendieron a 328 en los últimos 11 años.

15 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Los efectos de las minas antipersonales en Cundinamarca, sembradas por los grupos armados al margen de la ley, no terminan. De acuerdo con el último informe del observatorio de la Vicepresidencia de la República sobre el tema, y incluye estadísticas de los últimos cuatro meses del año, los casos en Cundinamarca ascendieron a 328 en los últimos 11 años.

De acuerdo con el mismo informe, en lo que va corrido del 2004, se han presentado 41 nuevos accidentes, ya sea por el abandono de los artefactos en zonas urbanas y rurales o por la activación de estos, principalmente por militares, y que han afectado a 240 personas.

El departamento ocupa el sexto lugar entre las regiones del país más afectadas, después de Antioquia, con 342; Santander, con 144; Bolívar , con 135; Caquetá, con 100 y Norte de Santander con 88.

Y aunque la influencia de los grupos guerrilleros se ha reducido por la avanzada de las tropas de la Brigada 13, la V División y el Batallón Colombia, este último en los alrededores de las localidades adscritas a la zona del Tequendama , La Palma, Guaduas, Chaguaní, El Peñón, Pulí, Pasca San Juan de Rioseco, Gachetá, San Bernardo, Medina, Guayabal de Síquica, Guayabetal y Quetame son en su orden las poblaciones más afectados.

Las personas más afectadas son los militares por el patrullaje constante que efectúan por las zonas rurales. En segundo lugar se ubican aquellos que derivan su sustento de los cultivos agrícolas y en un tercer grupo están los que por casualidad pasaron por el lugar donde estaba sembrada la mina y la activaron al pisarla. Entre las víctimas también figuran niños, con 49 casos.

Según la Unicef y voceros de la vicepresidencia, ya está en curso un plan para erradicar este flagelo con el fin de que antes de marzo de 2005 sean destruidas toda la existencia de minas antipersonales almacenadas y seis años más tarde el objetivo es limpiar todo el territorio nacional.

El Gobierno del presidente Uribe se comprometió a entregar asistencia a las víctimas sin límite de tiempo; además dará asistencia y educación para la prevención de los riesgos causados por los explosivos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.