LECCIONES DE LA PAZ DE BARCO

LECCIONES DE LA PAZ DE BARCO

Para conmemorar el séptimo aniversario de la muerte del presidente Virgilio Barco, la Fundación que lleva su nombre invitó el pasado 17 de mayo a una mesa redonda titulada:proceso de paz con el M-19 en el Gobierno Barco: Aprendizajes para otros procesos de pazConcurrimos como expositores Antonio Navarro Wolf, Rafael Pardo Rueda y yo.

21 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Para conmemorar el séptimo aniversario de la muerte del presidente Virgilio Barco, la Fundación que lleva su nombre invitó el pasado 17 de mayo a una mesa redonda titulada:proceso de paz con el M-19 en el Gobierno Barco: Aprendizajes para otros procesos de pazConcurrimos como expositores Antonio Navarro Wolf, Rafael Pardo Rueda y yo.

Vamos con las ideas planteadas por el hoy Senador Navarro quién, junto con Carlos Pizarro, condujo al M-19 a la paz:.

* La paz, mediante el diálogo y la negociación si es posible. No es indispensable la derrota del contrincante. Basta con que ninguna de las partes pueda alcanzar la victoria.

* Firmar la paz no es una sentencia de muerte para los miembros de grupos guerrilleros. Por contrario, es una sentencia de vida. Hay más muertes en la guerra que en la paz.

* A la negociación hay que llegar con fuerza política, no con fuerza militar. El apoyo público a la paz depende del escenario político y de cómo se muevan en el los que están negociando.

* La paz no es para resolver los problemas económicos y sociales del país. Plantear eso es hacerla imposible.

* No hay modelos en procesos de paz. Hay principios.

* La reconciliación es más difícil que la paz. Se necesita un período de transición para que ésta -la reconciliación- se dé plenamente a nivel de toda la sociedad.

Lo planteado por el Senador Pardo, ex Consejero de Paz:.

* A lo largo de los últimos gobiernos se han dado dos modelos de procesos de paz: el del gobierno de Betancur, también aplicado por Andrés Pastrana, que reconoce que la guerrilla existe porque hay unas causas objetivas: injusticia, pobreza y que no se puede llegar a la paz si no se ataca esa realidad. El gobierno tiene que demostrar voluntad para resolver esos problemas, generar confianza hacia la guerrilla como eje de la negociación. Pero por ese camino, pierde la confianza del resto de la sociedad, de la Fuerza Pública, de los partidos, de la mayoría de los ciudadanos, porque da concesiones y no recibe nada a cambio. El otro modelo es el de Barco: el problema no es atacar las injusticias económicas y sociales, ni aceptar resolverlas como parte de la negociación con la guerrilla. La paz es un problema político de acceso al poder y esto es lo que se negocia: la desmovilización y el acceso al poder de los guerrilleros.

* Un proceso de paz necesita un derrotero, un plan que diga donde empieza y donde termina; con que condiciones, plazos y objetivos. Un plan para que todos -guerrilla, gobierno, Fuerza Pública, partidos políticos- sepan que se pretende.

Mi aporte a la discusión:.

* La política de paz de Barco, además del diálogo y la presión militar, tuvo un tercer elemento: el Plan Nacional de Rehabilitación. Por su esquema participativo, se convirtió en instrumento para disputarle espacio político a la guerrilla. Diseñado para llegar a las zonas pobres, obligó a las entidades del Estado a ponerles la cara a las comunidades y de paso le quebró una vértebra la clientelismo porque rompió la intermediación de los políticos. Demostró que el diálogo privilegiado del gobierno no era con los violentos, sino con los campesinos.

* Procesos de paz como el de Barco, y otros posteriores, fortalecieron la democracia y legitimaron nuestras instituciones. Los que participaron en el demostraron que la fuerza de sus ideas era superior a la de sus armas. Lo que ha hecho Colombia es ampliar la democracia para construir la paz y al hacer eso ha encontrado el camino para continuar perfeccionar su democracia. Hemos convertido momentos críticos en oportunidades para transformar la sociedad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.