CARRERAS QUE NECESITA EL PAÍS

CARRERAS QUE NECESITA EL PAÍS

Los psicólogos educativos recomiendan analizar pros y contras antes de tomar cualquier decisión. El paso incluye explorar aspectos desfavorables, bien sea para descubrir que estaba equivocado en su apreciación o para evaluar si la idea inicial satisface sus expectativas.

25 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Los psicólogos educativos recomiendan analizar pros y contras antes de tomar cualquier decisión. El paso incluye explorar aspectos desfavorables, bien sea para descubrir que estaba equivocado en su apreciación o para evaluar si la idea inicial satisface sus expectativas.

Por ejemplo, puede preguntarse para qué estudiar ingenierías o arquitectura en un país en el que las condiciones de desarrollo son precarias y cuando son evidentes, no solo las dificultades que afrontan muchos proyectos, sino los problemas de financiación.

Al respecto, Julio César Cañón, Vicedecano Académico de la facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional, dijo questamente ahí está la respuesta, porque las carreras que conforman este renglón del conocimiento ayudan a resolver ese tipo de incertidumbres, desde luego sin demeritar el importante aporte de las otras disciplinas.

No se pueden desconocer esas condiciones del entorno ni los problemas económicos o sociales, pero la idea es que estas profesiones no hagan parte de la lista de damnificados. Por el contrario, tienen que estar del otro lado, el de las propuestas y las soluciones.

Recordemos que Colombia y el mundo le deben a ingeniería, arquitectura, urbanismo y afines lo que tienen en infraestructura y desarrollo, en materia de comunicaciones, de construcción y de procesos de producción en todos los campos.

Como también, que algunos han definido a la ingeniería como la que se ocupa del mundo de los objetos (reales y virtuales) y que por esa condición siempre tendrán una respuesta.

Cañón y Eduardo Silva, exrector de la Escuela Colombiana de Ingeniería, coinciden en que lo que sucede es que tenemos una realidad en la que primero se tienen que atender los compromisos de urgencia, lo que no permite demostrar todo lo que es capaz de proponer la ingeniería, a largo plazo.

De tal suerte que casi como una justificación para resolver tantos problemas que tenemos, las carreras de esta área aparecen como una necesidad: agregan valor, le dan a la gente razones para pensar positivamente y están concebidas para mejorar la calidad de vida de toda la sociedad.

Otros, sencillamente pueden pensar que a estas alturas hay muchos arquitectos e ingenieros. Sin embargo, en países desarrollados como los de Norte América o Europa no han cesado de formar profesionales de esta línea a pesar de que se supone que sus problemas de infraestructura o comunicación están resueltos.

Por qué siguen vigentes? porque las cosas se hacen obsoletas ahora con mayor rapidez y otra tarea que ocupa a estos profesionales es el de las innovaciones y los reemplazos.

Denominaciones y programas.

En este país, el portafolio educativo contempla un número importante de programas profesionales, técnicos y tecnológicos relacionados con arquitectura e ingenierías, así como opciones de posgrado.

En cuanto a ingenierías, hay más de 110 programas de pregrado, aunque es importante tener en cuenta que la resolución 2773 del 13 de noviembre del 2003 deja 19 denominaciones académicas básicas y que, por supuesto, muchos otros nombres que derivan su identidad de la combinación de dos o más han sustentado plenamente su validez.

Estas son: agrícola, civil, eléctrica, electrónica, química, industrial, de sistemas o informática, mecánica, de materiales, de telecomunicaciones, ambiental, geológica, de minas, de alimentos, metalúrgica, naval, de petróleos, forestal y agroindustrial (una aparente combinación, pero que tiene su propio perfil).

Las de mayor demanda en el país: sistemas, industrial, electrónica, civil, mecánica, ambiental y eléctrica, de las que anualmente se gradúan aproximadamente 15.000 estudiantes.

En la Universidad Nacional, por ejemplo, los programas estelares en cuanto a número de aspirantes inscritos son ingeniería electrónica y de sistemas; luego hay un segundo nivel donde aparecen civil, química y mecánica y otros con menor demanda por razones de tipo estratégico o por desconocimiento de su potencial para el país son eléctrica, agrícola y mecatrónica.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.