QUÉ VA A PASAR

Hasta donde tenemos informaciones oficiales, en el Ministerio están revisando todas las tablas de precios que impusieron, a marchas forzadas, para corregir los flagrantes errores que existen, según palabras y oferta del Ministro Gallego.

28 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

Hasta donde tenemos informaciones oficiales, en el Ministerio están revisando todas las tablas de precios que impusieron, a marchas forzadas, para corregir los flagrantes errores que existen, según palabras y oferta del Ministro Gallego.

Lo que sucede es que los términos de pago son perentorios y las secretarías recaudadoras no pueden modificarlos a su antojo. Ni les interesa porque pierden una plata que hoy injustamente le están cobrando a muchos ciudadanos afectados por los errores de las tablas y las bases de tributación.

Si se caen las normas, tienen la opción de devolver esas diferencias en un plazo que nunca corresponderá a la exigencia con la cual están cobrando.

La semana entrante, debería haber un pronunciamiento definitivo al respecto, que de paso, significará que la autoridad del Ministerio deberá ejercer y las autoridades de Bogotá tendrán que acatar lo que el ente nacional, que es el que manda, disponga.

La solución.

No basta con que el Ministerio del Transporte revise los precios que estima de los carros usados, si no modifica la base de tributación. Si hace una acción coordinada, es decir, sube el carro, pero de la misma manera se ajustan los topes para liquidar con las diferentes tarifas, a la larga el impuesto no se aumenta y el usuario se aleja paulatinamente del tope de su gama a medida que su carro es más viejo, lo cual es perfectamente lógico, hasta cuando llegan a un nivel de edad en el cual se paga igual para todos, cuando el vehículo no tiene un precio estable en el mercado, como por ejemplo, un Renault 4 del año 71, o un Topolino contemporáneo.

A juzgar por la situación de confusión y descontento nacional que comienza a aflorar, expertos consultados al respecto han dicho que eso no se debe resolver de afán sino luego de estudios serios y cuidados que reflejen la realidad del parque automotor y su valor. Sugirieron, además, que la manera menos traumática de salir de este impase es dejar las cosas como estaban el año pasado, que finalmente fueron aceptadas ya por los usuarios.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.