LE GANAN TUTELA A LA GOBERNACIÓN

LE GANAN TUTELA A LA GOBERNACIÓN

Julio Leandro Garzón Alfonso, un joven de 23 años y quien hasta el pasado 3 de marzo se desempeñó como auxiliar administrativo código 550-01 de la secretaría de Obras Públicas de la Gobernación de Cundinamarca, le ganó una tutela a la administración departamental y con ello puso, literalmente, avolari a los abogados de la entidad y por ende llevó a que varios ex empleados instauraran acciones similares con el fin de lograr ser reintegrados nuevamente a la planta de personal.

22 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Julio Leandro Garzón Alfonso, un joven de 23 años y quien hasta el pasado 3 de marzo se desempeñó como auxiliar administrativo código 550-01 de la secretaría de Obras Públicas de la Gobernación de Cundinamarca, le ganó una tutela a la administración departamental y con ello puso, literalmente, avolari a los abogados de la entidad y por ende llevó a que varios ex empleados instauraran acciones similares con el fin de lograr ser reintegrados nuevamente a la planta de personal.

La historia de esta pelea jurídica se inició el pasado 30 de marzo, cuando Marcela Gutiérrez Carrillo, secretaria Privada de la Gobernación, a través de la resolución 00332 firmada por ella, declaró, sin ningún argumento, insubsistente el nombramiento de Garzón Alfonso.

Ese hecho llevó a Garzón a instaurar ante el Juzgado Cincuenta Penal del Circuito una acción de tutela en contra de la Gobernación de Cundinamarca, según él, porque con su salida le negaron el derecho fundamental a la salud y a la educación.

Con el salario pagaba 100 mil pesos de arriendo en una habitación en Bogotá, sostenía a mis padres, pagaba una EPS para atención médica y costeaba mis estudios en la universidad Católica donde actualmente curso VII semestre de Ingenieríaafirmó Garzón.

Cabe anotar que Garzón se posesionó en el cargo el 2 de abril del 2002 con carácter de provisional, por tal razón también alegó en su acción que sólo podrían desvincularlo por motivos disciplinarios y que él no había sido objeto de ninguna sanción y que de acuerdo con el artículo 10 de la Ley 443 de 1998, el cual fue declarado inexequible, confirma la obligación legal de la prolongación del nombramiento hasta cuando se apruebe el concurso de meritos, aclarando la imposición legal de permanencia del funcionario en provisionalidad hasta que se determine abrir concursos para los cargos provisionales.

La Gobernación en su defensa, representada por Pablo Leal Ruiz, explicó que no existía vulneración y que el ingreso del demandante no se produjo por concurso de méritos por lo cual no ostenta derechos de carrera administrativa. (Ver nota anexa).

Pese a la defensa, los argumentos de Garzón fueron suficientes para que el pasado 7 de mayo la juez María Teresa Nossa Bernal le concediera la tutela y le ordenara a la Gobernación reintegrarlo en un término no superior a tres días.

La Gobernación impugnó dicho fallo y pese al mismo la orden fue cumplida de inmediato por la administración, aunque mediante resolución 00351 de abril 2 de 2004 se modificó la distribución del cargo de auxiliar administrativo código 550-01 de la planta global y se asignó al Centro Administrativo Provincial de Girardot, sitio desde el cual tendría que trabajar el demandante.

Con esa acción, explicó Garzón- la Gobernación está desacatando la tutela pues no la cumplió a cabalidad razón por la cual contestó la impugnación interpuesta por la administración departamental cuyo fallo, de segunda instancia, se conocerá en 25 días hábiles.

Ahora la pregunta que queda en el ambiente es: Quién tendrá la razón?.

Nidia Martínez, jurídica de la oficina de Talento Humano de la Gobernación, explicó que el 14 de septiembre de 1999 la Corte Constitucional declaró inexequible algunos apartes de la Ley 443 de 1998 entre ellos que ninguna entidad del Estado podía hacer concursos.

Los nombramientos con carácter provisional, agregó, se pueden hacer en cualquier momento y también en cualquier momento se pueden terminar porque el hecho de ser provisional no le da ningún fuero de estabilidad. hay fuero cuando se ingresa por un concurso de méritos y el hecho que ingrese por concurso obliga a la administración a expedir insubsistencia por proceso disciplinario o por calificación insatisfactoria, pero esto no se aplica con los provisionales que entraron después del 14 de septiembre de 1999, por lo que se asimila que el funcionario es de libre nombramiento y remociónafirmó.

Con relación a que al joven se le está violando el derecho a la educación, Constitución dice que este derecho prevalece frente a los niños en la educación básica primara y hasta noveno en la secundaria, por lo tanto no le violamos ese derecho porque él no es un niñoseñaló Martínez, quien agregó que con relación a la salud, los padres y él se pueden afiliar al Sisben.

La administración no retira un funcionario porque sí. Nosotros hicimos un estudio técnico y ese cargo se necesitaba en Girardot. El se posesionó en el departamento de Cundinamarca donde hay 116 municipios. Además la juez no señala en el fallo que hay que reintegrar al señor en las mismas condiciones, solamente dice que hay que reintegrarloafirmó Martínez al tiempo que advirtió que el fallo salió en menos de 24 horas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.