FRANCIA CEDE ANTE LA UE PARA GARANTIZAR EL RESCATE DE ALSTOM

FRANCIA CEDE ANTE LA UE PARA GARANTIZAR EL RESCATE DE ALSTOM

Francia y la Unión Europea llegaron a un acuerdo en la batalla por el rescate de la fabricante francesa de barcos, trenes y turbinas Alstom SA, poniendo fin, al menos por ahora, al enfrentamiento sobre las políticas industriales nacionalistas de París.

26 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Francia y la Unión Europea llegaron a un acuerdo en la batalla por el rescate de la fabricante francesa de barcos, trenes y turbinas Alstom SA, poniendo fin, al menos por ahora, al enfrentamiento sobre las políticas industriales nacionalistas de París.

Las autoridades antimonopolio de la UE declararon ayer que el rescate de Alstom puede proceder, porque Francia se ha comprometido a que la empresa establezca, en un plazo de cuatro años, una o varias asociaciones industriales con otras empresas privadas en partes significativas de sus operaciones.

Francia buscó que la compañía se mantuviera intacta y en manos francesas, pero el pacto podría abrir la puerta a firmas de otros países, como la alemana Siemens AG, para comprar o asociarse con partes de Alstom.

Las autoridades francesas calificaron el acuerdo de victoria, porque Alstom sobrevivirá. A pesar de ello, el convenio representa un retroceso para el gobierno de Francia, que ha sido forzada a aceptar una estricta agenda para el futuro de Alstom.

Aunque los términos fueron vagos en cuanto a lo que constituiría una asociación o partes significativas , el acuerdo establece que Alstom no podrá asociarse con empresas estatales sin obtener antes el visto bueno de la Comisión Europea. Esto parece excluir cualquier transacción entre Alstom y Areva SA, la constructora de plantas nucleares propiedad del gobierno francés. Las autoridades francesas esperaban forzar a Areva a quedarse con Alstom, lo que hubiera mantenido la empresa en manos galas.

Según los términos del trato, Alstom también tendrá que vender activos adicionales por unos 1.500 millones de euros de sus ventas anuales, o un 10% del negocio total del grupo. Una portavoz de Alstom no quiso hacer comentarios.

El caso de Alstom ha sido objeto de un enfrentamiento entre la UE y Francia en torno al afán de París por intervenir en la economía para rescatar o favorecer a sus propias empresas, violando las reglas de competencia de la UE.

El pacto pone fin a tres semanas de negociaciones tensas entre el ministro francés de Economía, Nicolas Sarkozy, y el comisario europeo de la competencia, Mario Monti. Fuentes cercanas al gobierno francés dijeron que el plazo máximo impuesto fue una de las exigencias más debatidas de Bruselas, y que Sarkozy logró persuadir a Monti de que su intento inicial por imponer dos años de plazo era poco factible.

Siemens es uno de los principales candidatos para llegar a un acuerdo con Alstom, pero el gobierno francés se muestra reacio a colaborar con ésta. El sector de ingeniería pesada ya ha experimentado una gran consolidación, reduciendo a sólo un puñado los posibles socios de tamaño significativo, entre ellos la japonesa Mitsubishi Heavy Industries Ltd., la estadounidense General Electric Co. o la canadiense Bombardier Inc. Pero cualquier acuerdo con ellas iría en contra de la reciente declaración del gobierno francés en favor de crear campones industriales europeos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.