HIJOS DE LOS RODRÍGUEZ PROTESTAN POR EXTINCIÓN

HIJOS DE LOS RODRÍGUEZ PROTESTAN POR EXTINCIÓN

Cinco días después de que el Juzgado 8 Penal Especializado de Bogotá ordenó la extinción de dominio sobre 230 propiedades vinculadas a los confesos narcotraficantes Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, sus descendientes denunciaron que se trató de un proceso que no contó con las mínimas garantías judiciales.

17 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Cinco días después de que el Juzgado 8 Penal Especializado de Bogotá ordenó la extinción de dominio sobre 230 propiedades vinculadas a los confesos narcotraficantes Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, sus descendientes denunciaron que se trató de un proceso que no contó con las mínimas garantías judiciales.

A través de un comunicado de prensa, la familia Rodríguez indicó que en este caso les fue violado el derecho al debido proceso: Es un caso que lleva ocho años, lapso durante el cual ha habido tres legislaciones de extinción de dominio, aplicadas todas de manera arbitraria y con el objetivo de desfavorecernos .

Igualmente, señalan que, en su criterio, tampoco se les ha respetado el derecho a la defensa.

Sistemáticamente se nos ha negado la práctica de las pruebas conducentes a demostrar la licitud de nuestros bienes y se ha desconocido la solicitud que en ese sentido ha formulado la Procuraduría General de la Nación .

Según la familia Rodríguez, los bienes incautados la semana pasada fueron adquiridos con el dinero de su trabajo lo han demostrado a través de dictámenes y estudios.

Manifestaron, que se trata de las casas y apartamentos donde actualmente habita la familia completa: 16 hijos y 21 sobrinos que componen la segunda generación, así como nueve hermanos de los confesos narcotraficantes con sus respectivos esposos y esposas .

Añaden, que durante la etapa investigativa nunca hubo un dictamen contable que determinara la incapacidad económica de la familia para adquirir esas propiedades.

Agregan que el número de bienes incautados (230) fue magnificado al incluir las matrículas inmoviliarias de los garajes y depósitos de todos los apartamentos.

Nuevamente denunciamos que somos víctimas de lo que en la antiguedad se denominaba delitos de sangre. No tenemos derecho de haber trabajado honestamente ni crear empresas legalmente, que no han servido de fachada para el comercio clandestino de drogas prohibidas, despropósito que se sugiere por parte de algunas autoridades por el solo hecho de que somos familiares de Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela , concluye el comunicado.

Por todo esto, anunciaron que la decisión de extinción de bienes será apelada por los abogados de la familia, una vez se notifiquen de la respectiva providencia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.