EL DÍA DEL JUICIO

EL DÍA DEL JUICIO

EN SANTA FE ROJOS DE LA VERGUENZA - Los jugadores. A pesar de que hubo partidos en los que Santa Fe mereció más (como contra Nacional, Cali y Once Caldas), los jugadores no parecen haberse comprometido del todo con el club. Hubo demasiados altibajos, algunos no rindieron lo que se esperaba de ellos (como Léider Preciado), los refuerzos no dieron (Diniz vivía lesionado o expulsado y de Arilson aún no se sabe si es bueno) y dejaron la impresión de no querer trabajar con el técnico Julio Comesaña. Todos los puntos que se perdieron en el arranque del torneo pesaron para la eliminación. CULPABLES.

17 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

EN SANTA FE ROJOS DE LA VERGUENZA.

- Los jugadores. A pesar de que hubo partidos en los que Santa Fe mereció más (como contra Nacional, Cali y Once Caldas), los jugadores no parecen haberse comprometido del todo con el club. Hubo demasiados altibajos, algunos no rindieron lo que se esperaba de ellos (como Léider Preciado), los refuerzos no dieron (Diniz vivía lesionado o expulsado y de Arilson aún no se sabe si es bueno) y dejaron la impresión de no querer trabajar con el técnico Julio Comesaña. Todos los puntos que se perdieron en el arranque del torneo pesaron para la eliminación. CULPABLES.

- El cuerpo técnico. Julio Comesaña comenzó a trabajar antes que todos los demás equipos e hizo la pretemporada con el grupo prácticamente completo, pero se dejó tomar ventaja de los jugadores y Santa Fe rindió de menos a más. Cuando llegó Jaime de la Pava, el equipo volvió a levantar, pero perdió dos partidos clave que lo sacaron y no pudo ganar en casa. De 24 puntos hizo apenas 11, menos de la mitad. Los dos, CULPABLES.

- Los directivos. Parecían haber hecho todo bien. Reforzaron el equipo al gusto del técnico, le dieron tiempo para trabajar y mantuvieron al plantel al día. Su único pecado fue no cambiar al cuerpo técnico dos o tres fechas antes. INOCENTES.

- Nivel de juego. Santa Fe jugó bien en el segundo tiempo con Nacional, por raticos contra el Caldas, un tiempo en cada clásico contra Millos y en algunos pasajes contra el Cali. Muy poco para un equipo que parecía bien armado. La defensa fue fatal y su delantera improductiva. CULPABLE.

EL DE MILLOS UN AZUL MUY OSCURO.

- Los jugadores. La base del equipo del año pasado no respondió. Se le abona que nunca se rindieron y se la jugaron por el cuerpo técnico. Los refuerzos no dieron: llegaron nueve jugadores y el único que medio hizo algo fue Hugo Sánchez, quien terminó lesionado. Millos remató la campaña con el mismo grupo que jugó las finales el año pasado. CULPABLES.

- El cuerpo técnico. Norberto Peluffo quiso cambiar el estilo del año pasado, buscando correr menos y jugar más, y fracasó. Se equivocó en la selección de los refuerzos y acabó retomando la idea del 2003, cuando había perdido muchos puntos en el inicio del torneo. No inventó nada. Además, sus declaraciones contra los jugadores a comienzo de campeonato rompieron al grupo. Esos puntos perdidos causaron la eliminación. CULPABLE.

- Los directivos. Le trajeron a Peluffo todo lo que pidió, pero tuvieron problemas para cumplir con la parte económica y eso repercutió en el rendimiento del equipo. Se equivocaron en el apoyo total al técnico cuando ofreció a los jugadores como leones a los cristianos a comienzo de torneo. Eso generó antipatía en la nómina. CULPABLES.

- Nivel de juego. Millonarios no jugó bien en el semestre, ni cuando quiso tocar ni cuando quiso correr. Solo tuvo dos partidos interesantes: la goleada 5-3 al Pasto (con muchos errores defensivos) y el triunfo sobre Pereira en Bogotá. De resto, fue aguantar y aguantar y correr sin pensar. CULPABLE.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.