CAMBIEN SUS APUESTAS

CAMBIEN SUS APUESTAS

Desconfío de las estadísticas en el fútbol. Son precisas, exactas, pero no infalibles. Quién nos puede garantizar que la final del Apertura no será entre Chicó y Pasto y no entre América y Cali o entre Nacional y Caldas? Nadie, menos en Colombia, donde las últimas finales han sido un juego de azar en el que incluso se gana -si no que lo digan Tolima o Medellín- apostando muy poco.

17 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Desconfío de las estadísticas en el fútbol. Son precisas, exactas, pero no infalibles. Quién nos puede garantizar que la final del Apertura no será entre Chicó y Pasto y no entre América y Cali o entre Nacional y Caldas? Nadie, menos en Colombia, donde las últimas finales han sido un juego de azar en el que incluso se gana -si no que lo digan Tolima o Medellín- apostando muy poco.

Dirán los taúres que no siempre la mejor apuesta es la más grande. Tienen razón, pero nunca es tarde para pedir más en el fútbol, para pedir que esta vez la final sea distinta, con más y mejor juego, sin importar quiénes sean los que lleguen, si los que clasificaron en punta o en el último instante. Pero que sea una auténtica lucha por ganar y no una sórdida batalla por no perder.

En este Apertura no hay un equipo superlativo, pero sí existen cinco con un paso adelante. Tres de ellos, los más fuertes esta vez, quedaron en el mismo grupo: América, Nacional y Junior. durísimo!, más si se le suma a este cuadrangular la excelente campaña de Pasto en su estadio (ganó siete de sus nueve partidos, perdió apenas uno y derrotó a sus próximos rivales, América y Nacional, con el que abrirá este miércoles).

Alberto Suárez ha hecho una extraordinario torneo con un América que sugería muy poco (12 partidos ganados, 30 goles a favor), tiene un calendario favorable (empieza y termina de local) y el Junior de Pinto hace rato que promete y es hora de que cumpla (debe sacar una ventaja en la primera ronda con dos juegos en Barranquilla).

En el otro lado, con Cali y Caldas en la Copa Libertadores, Medellín y Chicó tendrán una ventaja inocultable y ojalá que la aprovechen. Chicó lleva seis partidos sin perder y su remate de campaña ha sido tal, que de los últimos nueve juegos solo cayó una vez (tiene la ventaja de abrir y cerrar en Bogotá, pero su fuerte no ha estado ahí). Hay cómo, de dónde y por quién apostar. Pero a ganar, para ver una final diferente esta vez.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.