RIVER PLATE DEJÓ MUDA A LA BOMBONERA

RIVER PLATE DEJÓ MUDA A LA BOMBONERA

River Plate le quitó ayer a Boca Juniors el invicto y el liderato del torneo Clausura-2004 del fútbol argentino, al vencerlo 1-0, en un tenso y enredado partido de la decimocuarta fecha, ante una multitud de 60.000 espectadores. (VER CUADRO: POSICIONES EN ARGENTINA)

17 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

River Plate le quitó ayer a Boca Juniors el invicto y el liderato del torneo Clausura-2004 del fútbol argentino, al vencerlo 1-0, en un tenso y enredado partido de la decimocuarta fecha, ante una multitud de 60.000 espectadores.

(VER CUADRO: POSICIONES EN ARGENTINA).

El único gol fue obra del artillero Fernando Cavenaghi, quien con un golpe de cabeza, a los 37 minutos, batió la resistencia del arquero Roberto Abbondanzieri, figura de su equipo al impedir una derrota más amplia. River saltó al primer lugar con 32 puntos, en tanto que Boca quedó como escolta con 31 unidades, en un torneo que se puso al rojo vivo cuando sólo restan cinco fechas.

Boca se había quedado con diez hombres a los 50 minutos por expulsión del lateral José Calvo, pero su baja más significativa se produjo a los 80, cuando el árbitro Sergio Pezzotta mostró la tarjeta roja al estelar delantero Carlos Tévez. River también perdió a sobre el final, a los 83, al zaguero Eduardo Tuzzio.

Los boquenses se lanzaron desde el comienzo del juego al ataque, alentados fervorosamente por una multitud, y lograron ejercer un doble dominio del balón y territorio en la primera fase del encuentro. Una eficiente labor del mediocampista Diego Cagna y los arranques de los laterales Clemente Rodríguez y José Calvo provocaron desequilibrio y muchos nervios en la defensa riverplatense.

El equipo visitante perdió en forma prematura al delantero chileno Marcelo Matador Salas, lesionado a los siete minutos de juego, pero su reemplazo, Maximiliano López, se convirtió en el mayor peligro para la defensa rival.

Las acciones comenzaron a emparejarse y se hizo sentir la influencia del volante de River Marcelo Gallardo, quien impuso su capacidad de estratega, con una técnica depurada y pases punzantes. Un tiro de esquina ejecutado por el propio Gallardo aterrizó en la cabeza del Turco Claudio Husain, quien metió la pelota en el corazón del área donde estaba Cavenaghi para mandarla al fondo del arco.

Con este gol, la lucha entre los archirrivales del fútbol argentino seguirá desplegada a toda vela en las últimas fechas, en tanto también libran una pelea por llegar a la final de la Copa Libertadores de América, para cuyos cuartos de final acaban de clasificarse.

FOTO/AFP.

1- Los jugadores de River Plate festejan el gol de su compañero Fernando Cavenaghi.

2- Carlos Tévez (centro) terminó expulsado del super clásico del fútbol argentino.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.