MONSANTO DA DOS PASITOS ATRÁS

MONSANTO DA DOS PASITOS ATRÁS

Mientras ve crecer sus negocios en Colombia con la venta de la semilla de algodón Bollgard, la multinacional agrícola Monsanto dio un traspié con sus negocios de semillas transgénicas de soya y de trigo, en Argentina y Estados Unidos, respectivamente.

16 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Mientras ve crecer sus negocios en Colombia con la venta de la semilla de algodón Bollgard, la multinacional agrícola Monsanto dio un traspié con sus negocios de semillas transgénicas de soya y de trigo, en Argentina y Estados Unidos, respectivamente.

El pasado miércoles anunció que postergará por cuatro años la puesta en el mercado de su semilla de trigo RR, genéticamente modificada, resistente a la acción del herbicida Roundup, el cual es fabricado por esta misma compañía, pues no llegó a un acuerdo entre los cultivadores y los compradores de la cosecha.

Tal decisión le representará pérdidas en el futuro, pues Monsanto había invertido en este desarrollo biotecnológico no menos de 5 millones de dólares anuales, durante 10 años, y esperaba ver sus semillas de trigo sembradas este año.

"Esto se debe a que buscamos reorganizar el negocio en tres cultivos esenciales: algodón maíz y soya", dijo desde St. Louis (Missouri), sede de la compañía, Rafael Aramendis, gerente de asuntos regulatorios para América Latina.

Esta semilla de trigo y su eventual puesta en el mercado a corto plazo había desatado una gran polémica en el sector triguero de Estados Unidos y Canadá, debido a que se temían problemas en el comercio internacional por tratarse de un organismo genéticamente modificado.

Por su parte, los contradictores de la biotecnología están de plácemes, tal es el caso de la ONG Asociación de Consumidores Orgánicos (www.organicconsumers.org) que, a través de su página en Internet, manifestó que este es el comienzo del fin para el uso de este tipo de tecnologías como principal método en la agricultura.

Mercado negro.

Este no es el primer golpe que padece Monsanto en el 2004, pues el 20 de enero tiró la toalla en Argentina y dejó de vender semillas transgénicas de soya, debido al crecimiento del mercado negro de este insumo que ha capitalizado la mitad del área sembrada en ese país.

Problemas similares tuvo la compañía durante el 2003 en Brasil, ante la magnitud de su soya sembrada en ese país, contrabandeada masivamente desde Argentina.

Actualmente esta multinacional tiene en el mercado mundial nueve variedades de semillas genéticamente modificadas de canola, maíz, algodón y soya, mientras anunció que lanzará dos nuevas variedades: una de algodón resistente al Roundup y una de soya que ofrece a los agroindustriales una mejor calidad de aceite.

Mientras supera esta mala racha, espera recuperar en Colombia algo de lo perdido. En el país, el pasado 30 de marzo, terminaron de sembrarse 5.000 hectáreas de algodón transgénico (con la tecnología Bollgard) en los departamentos de Huila y Tolima.

Una experiencia exitosa con el mismo cultivo la tuvo en el departamento de Córdoba donde en el segundo semestre del año pasado se sembró la misma área.

De otra parte, continua con los ensayos de maíz genéticamente modificado en los Llanos Orientales y los departamentos de Tolima y Córdoba, cuyos resultados serán clave para que el Consejo Técnico de Bioseguridad Agrícola (CTN) dé el visto bueno para su cultivo comercial.

Foto.

Para evitar eventuales problemas en el comercio, Monsanto no venderá en Estados Unidos sus semillas transgénicas de trigo, mientras que en Colombia terminaron de sembrarse 5.000 hectáreas de algodón

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.