EL ENGRANAJE ESTATAL

EL ENGRANAJE ESTATAL

Cualquier colombiano que tenga interés directo en el TLC podrá estar muy cerca de los negociadores y recibir información de estos. Más de 50 inscritos para la primera ronda. (VER INFOGRAFIA)

16 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El Presidente y el Consejo Superior de Comercio Exterior definen la política comercial, en cuya estrategia, bajo la coordinación del Ministerio de Comercio (máxima autoridad y vocero oficial), intervienen las demás carteras, departamentos administrativos, superintendencias e institutos descentralizados.

El viceministro de Comercio es el jefe de las negociaciones comerciales en general y se designó un jefe para las que se llevarán a cabo con Estados Unidos, que cuenta con el apoyo de dos negociadores internacionales, dos responsables de negociación, un asesor y 10 coordinadores temáticos.

Aunque ese equipo es el único que se sienta a negociar con sus pares de Estados Unidos tiene el respaldo y apoyo técnico de por lo menos 200 funcionarios de diferentes entidades estatales especializados en los temas que están sobre la mesa.

Antes y después de cada sesión de cada una de las rondas de negociación, donde todos los temas se tratan simultáneamente, el equipo se reúne con los voceros del sector privado y el Congreso (ver nota El cuarto de al lado) para informarles sobre el estado de las negociaciones y los pasos que se darán, e inclusive les consulta sobre algunas posibles determinaciones.

El principio que se aplicará en el proceso es que nada está negociado hasta que todo esté negociado. Esto, porque todos los temas están conectados y una decisión en uno puede obligar a la revisión de otro sobre el que ya hubiera habido acuerdo.

Rotación de sedes Las negociaciones se harán en ocho o nueve rondas y se prevé que terminen en enero o febrero del 2005, para que el texto del TLC sea sometido a consideración de los respectivos congresos en lo que reste de ese año y comience a regir en el 2006.

El 18 y 19 en Cartagena, en la primera ronda, única de solo dos días, se definirán las sedes de las otras rondas (una mensual) con una duración de cinco días cada una. La idea es que haya rotación entre los cuatro países (Estados Unidos, Colombia, Ecuador y Perú).

La práctica en esos eventos es que, aunque todos los temas se negocian simultáneamente, se superen rápido los tópicos más fáciles y dejar los más espinosos para las últimas dos o tres rondas.

Estados Unidos movilizará el equipo más numeroso (entre 100 y 130 personas) y con mayor experiencia negociadora. Por Colombia habrá entre tres y cuatro funcionarios por tema, para un total de 50. Cifras similares se manejan para Perú y Ecuador.

Una buena coordinación entre Colombia, Perú y Ecuador puede conducir a que en algunos temas haya una vocería única frente a Estados Unidos, lo cual no solo agilizaría el proceso sino que les daría a los países andinos una mayor fortaleza negociadora.\ \ El cuarto de al lado \ Como sobre los hombros de los empresarios colombianos recaerá el peso de aterrizar el TLC en el país, ellos estarán muy cerquita de los negociadores enterándose de la marcha del proceso y, si es el caso, apoyándolos con información para la toma de decisiones.\ Cerquita no significa, sin embargo, estar sentados en la mesa negociando con los estadounidenses, porque esta es función exclusiva del Gobierno, sino ubicados en lo que desde la experiencia mexicana con Estados Unidos y Canadá se conoce como el cuarto de al lado .\ El concepto evolucionó y en ese cuarto, para el caso colombiano, podrán estar también congresistas, trabajadores, representantes de ONG y, como lo señaló el jefe de negociaciones del TLC, Hernando José Gómez, todo aquel que tenga un interés directo y legítimo en lo que se esté negociando.\ El cuarto no estará físicamente al lado de las mesas de negociación, esto es lo de menos, pues lo que significa es que el Gobierno les estará informando a quienes estén en ese lugar cómo marchan las negociaciones y recibiendo de estos apoyo técnico sobre los efectos positivos o negativos de alguna propuesta que esté sobre la mesa.\ Herminio Blanco, ministro de Comercio Exterior de México cuando se negoció el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta), recuerda que siempre - antes, durante y después de las sesiones de negociación- se consultó al sector privado, aunque el que decidía era el Gobierno. El principio fundamental que rigió esa relación fue que no hubiera sorpresas,todos estuvieran suficientemente informados de todo, inclusive de no poderse lograr algo que ellos querían\ Ese esquema, de alguna manera, ha sido puesto en práctica por Colombia en el pasado reciente, pero su funcionamiento fue evidente en las negociaciones con el Mercosur en las cuales el Gobierno mantuvo una permanente comunicación con el empresariado, que al principio rechazaba de plano cualquier acuerdo y al final terminó apoyándolo, informándole de las propuestas propias y de la contraparte y de las expectativas que se tenían para cada sesión.\ Segmentación\ Para el TLC con Estados Unidos, la participación en el cuarto de al lado es amplia, participativa e incluyente, según el ministro de Comercio, Jorge Humberto Botero, y siempre, aseguró el presidente de la Andi y el Consejo Gremial, Luis Carlos Villegas, habrá un representante o varios del sector privado a manera de espejo de lo que el Gobierno esté llevando a esa respectiva ronda.\ Para Villegas, de acuerdo con la logística discutida con el Gobierno,famoso cuarto de al lado va a funcionar muy eficazmente\ En sus negociaciones con Estados Unidos, Chile también tuvo su cuarto adjunto , como le llaman allí, con la particularidad de que allí hubo tres cuartos: uno para los representantes de las grandes empresas, otro para los de las pymes y otro para los representantes de los trabajadores.\ segmentación la utilizamos luego de comprobar que sus temáticas e intereses son distintos, de modo que es preferible separarlos para atender mejor las inquietudes más específicas de cada sector y que interesan menos a los demás sectoresexplicó Oswaldo Rosales, jefe negociador del país austral, en un seminario organizado esta semana por la Onudi y la Cámara de Comercio de Bogotá.\ Por ahora, Colombia no ha pensado en hacer esa separación ni en limitar el número de asistentes al cuarto de al lado . Para esta primera ronda de negociaciones se inscribieron más de 50 personas a través de la página web del Ministerio de Comercio.\ En otras negociaciones de un TLC, el cuarto de al lado no ha sido suficiente para albergar el elevado número de asistentes a la primera ronda, pero en las siguientes va disminuyendo hasta que quedan los que verdaderamente tienen interés en el proceso.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.