TESTIMONIO DE UN HIJO DE LA PLANCHA

TESTIMONIO DE UN HIJO DE LA PLANCHA

A finales de los 60 y en la década de los 70 surgieron las primeras mamás profesionales que salían a trabajar a la par que el papá. Quién se quedó en la casa cuidando a los niños? La empleada de servicio. Fue ella quien se ocupó de la apreciación musical del niño, a punta de vallenato mal sintonizado y balada romántica de los 60, 70 y 80. Así se educaron los oídos de mi generación y las que siguieron: la x (del 75 al 81) y la y (del 82 al 92).

27 de junio 2004 , 12:00 a.m.

"A finales de los 60 y en la década de los 70 surgieron las primeras mamás profesionales que salían a trabajar a la par que el papá. Quién se quedó en la casa cuidando a los niños? La empleada de servicio. Fue ella quien se ocupó de la apreciación musical del niño, a punta de vallenato mal sintonizado y balada romántica de los 60, 70 y 80. Así se educaron los oídos de mi generación y las que siguieron: la x (del 75 al 81) y la y (del 82 al 92).

"La música para planchar fue el sonido de fondo, proveniente del cuarto de la plancha, al lado de la ropa. Por eso tienen tanto éxito Carlos Vives, Shakira y Juanes, porque se montaron sobre esta base mental que se inspiró en el folclor que nuestros padres solo oían en rumbas. Pero que sí oían a diario las verdaderas mamás , esos seres humanos que vivieron en nuestras casas y nos dejaron varias herencias, la plancha entre ellas.

Nuestro disco duro se hizo a punta de plancha, que cuando se llamaba balada en español, se inspiró en las canciones de Jim Morrison y Los Beatles -que si uno las traduce se da cuenta de que tienen letras como las de Juan Gabriel-. Gracias a que nuestros cerebritos crecieron y nos volvimos personas adultas con decisión de compra, esta gran masa decidió ponerle el pecho a esto y decir: "Queremos consumir esta música".

Los papás eran seres que uno amaba con el alma, pero que eran medio fantasmas detrás de las luces de un carro. Para la generación de ahora, el papá es el sonido de una llave abriéndose por las noches. Quién cuida los niños? La empleada o la abuelita. Y la abuelita actual lloró su separación a punta de las canciones de Ana Gabriel.

Fui al concierto de Yuri. Es de esa generación de artistas mexicanos para los que todo iba bien hasta que apareció Michael Jackson. Era como ver a la tía tratando de bailar al lado de las primas. He ido a todos los conciertos porque dejé de resistirme. Creía que la música de plancha me traía malos recuerdos, hasta que me dije: "Le debo una a la empleada de mi casa y a todos los buses que me tocó tomar, porque esta música me entró por ósmosis y es parte de lo que soy ahora".

Es que, a mí me llega a dar la mano Juan Gabriel y no me la lavo en lo que me queda de vida. Si me llego a casar algún día, sueño con que estén invitados mi Buki de oro (Marco Antonio Solís) y Juan Gabriel. Si pueden, con la tía Yuri.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.