COLOMBIA VIVE

El país cuenta hoy con grandes necesidades de inversión pública y social que le permitan iniciar programas para la superación de la pobreza y que mejoren las condiciones de vida de los millones de colombianos que sufren a raíz de la violencia y la escasez de empleo.

16 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

El país cuenta hoy con grandes necesidades de inversión pública y social que le permitan iniciar programas para la superación de la pobreza y que mejoren las condiciones de vida de los millones de colombianos que sufren a raíz de la violencia y la escasez de empleo.

Los diferentes planes de acción que ha liderado el Gobierno Nacional han permitido darle un vuelco a la forma como los mismos colombianos apreciaban su país y ha sembrado esperanza y renovación en el futuro productivo y social de esta Nación. Hoy se ven con buenos ojos las diferentes acciones que adelanta el Gobierno en pro de una resolución pacífica del conflicto interno, para de esa forma introducir un ambiente de superación y lucha por la reconstrucción de todas y cada una de las regiones que componen al país.

Colombia necesita de gran ayuda y en ese sentido la comunidad internacional no puede ser ajena al proceso de inyección de capital y de atracción de la inversión al país. El problema que aqueja a Colombia es un problema de carácter mundial, donde las acciones de todos los ciudadanos del mundo tienen repercusiones directas en el ciclo de vida de la gente de nuestro pueblo y donde el mundo requiere ser responsable y colaborar en la lucha contra el narcotráfico y la violencia interna de Colombia.

El Gobierno americano nos tendrá nuevamente en cuenta en su presupuesto internacional para este año, destinando millones de dólares para la lucha armada y para planes sociales de recuperación de las zonas azotadas por el conflicto. De igual forma la Unión Europea continúa con su compromiso de generar medios para la implantación de programas de superación de la pobreza y de generación de empleo que vayan de la mano de un cumplimiento estricto de acuerdos en materia de convivencia y paz.

De igual forma, si el gobierno ofrece las herramientas y las garantías para el desarrollo del trabajo, el empleo y la producción, es necesario que el sector real comience a jalonar de una manera más intensa con el país generando empleo, inversión y colaborando con el desarrollo social de nuestras comunidades.

Son muchas las formas de actuar y de gestionar recursos y acciones en pro del desarrollo, y son muchas las formas en las que el sector productivo nacional puede hacer parte de este proceso generando programas productivos rentables que no sólo beneficien a la población interesada sino de los cuales ellos también obtengan un beneficio directo.

Somos todos quienes podemos darle una mano al gobierno para enfrentar esta crisis interna del país y generar alternativas de desarrollo y sostenibilidad para las nuevas generaciones que ven con anhelo el fin de una guerra que le ha quitado ya a la generación que termina la oportunidad de vivir en paz..

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.