ESCLAVAS SEXUALES PIDEN DESAGRAVIO

ESCLAVAS SEXUALES PIDEN DESAGRAVIO

El Tribunal Superior de Tokio rechazó la petición de siete mujeres chinas que buscaban del Gobierno japonés una disculpa porque fueron obligadas por el antiguo Ejército Imperial a prostituirse hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.

13 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

El Tribunal Superior de Tokio rechazó la petición de siete mujeres chinas que buscaban del Gobierno japonés una disculpa porque fueron obligadas por el antiguo Ejército Imperial a prostituirse hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.

El alto tribunal dictaminó que las personas individuales "no están capacitadas" para solicitar directamente al país que les trató injustamente que cumpla sus responsabilidades internacionales, razón por la cual las demandantes no tenían derecho a pedir compensaciones.

"La decisión de hoy es realmente un insulto, ya que ni siquiera nos permite declarar en el Tribunal", dijo Cheng Chen Tao, una de las demandantes, quien a sus 83 años se consideró con fuerzas suficientes para sobreponerse a una derrota en los juzgados.

Cheng y otras de las afectadas criticaron el veredicto por negarse a reconocer sus sufrimientos.

En 2002 otro tribunal ni siquiera trató el hecho de que las mujeres, llamadas en Japón "esclavas sexuales", fueron víctimas.

Las ancianas demandantes, de cuyo grupo original ya han fallecido dos desde que se inició el pleito, denunciaron haber sido llevadas desde Taiwán, entonces colonia nipona, a los frentes de guerra en Asia entre 1938 y 1944 por oficiales del antiguo Ejército Imperial nipón "como enfermeras".

Pero en realidad fueron obligadas a prostituirse con los mandos militares nipones para solaz de la soldadesca, en prostíbulos montados y regentados por los propios militares.

" Cómo se sentiría si esto le hubiera ocurrido a alguna de sus hermanas?", se preguntó en voz alta y con lágrimas en los ojos Cheng, quien fue llevada a los frentes bélicos nipones cuando tenía 18 años.

"Sólo pido que el Gobierno japonés nos trate como seres humanos iguales", dijo por su parte Lin Shen Chung, de 74 años, también de Taiwán.

Según los historiadores, unas 200.000 mujeres de Corea del Sur, Taiwán, China, Filipinas, Indonesia y otros países de la zona de influencia o colonizada por Japón fueron sometidas a la esclavitud sexual por los militares imperiales antes y durante la Segunda Guerra Mundial.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.