MADRUGADOR O NOCTÁMBULO UNA BRECHA MAYOR EN LA OFICINA

MADRUGADOR O NOCTÁMBULO UNA BRECHA MAYOR EN LA OFICINA

Margaret Wong hace algo que levantaría el ánimo a algunos y horrorizaría a otros: se levanta a las 4:30 de la madrugada.

14 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Margaret Wong hace algo que levantaría el ánimo a algunos y horrorizaría a otros: se levanta a las 4:30 de la madrugada.

A las 6 de la mañana, esta abogada de asuntos migratorios ya ha llegado a su oficina y se encuentra tomando café, respondiendo a su correo electrónico, leyendo el periódico y, como ella dice, haciendo tareas que no precisan interacción. Esto se debe a que a esa hora infame muchos de sus colegas siguen bajo las sábanas.

Al final, los que disfrutan de dormir hasta tarde hallan su camino hasta la oficina. Para acomodarse a ellos, Wong ha retrasado la reunión de la plantilla de las 8 a las 9 de la mañana. Ella dice ajustarse, pero no acaba de entender a los noctámbulos. Creo que sencillamente no son disciplinados , dice, al igual que ellos no comprenden a un ser madrugador como ella.

De todas las brechas de entendimiento en la oficina, la más difícil de reparar es la que separa a los madrugadores de los noctámbulos. Pero es una pelea desigual. Los horarios típicos de oficina favorecen a los madrugadores, pero algunos factores como el correo electrónico hacen cada vez más irrelevante seguir un horario rígido.

Además, tampoco se respeta la biología. Por ejemplo, muchas escuelas secundarias y universidades en Estados Unidos se han dado cuenta de que tienen que empezar sus clases un poco más tarde para amoldarse mejor al reloj biológico de los estudiantes, muchos de los cuales tienden a quedarse hasta tarde en la noche estudiando.

Es una locura esperar que los estudiantes empiecen a aprender cosas a las 7 de la mañana , señala Timothy Monk, director del Human Chronobiology Research Program, de la Universidad de Pittsburgh. Y agrega: Tiene mucho más sentido que los empleados trabajen durante las horas que se sientan más productivos, en lugar de, digamos, de 9 a 5 .

Thomas Wehr, un psiquiatra del Instituto Estadounidense de Salud Mental, ha estudiado los ciclos diarios de sueño y descubrió que casi nadie se queda dormido a las 9 de la noche.

Irónicamente la hora en que estamos más alertas y más exaltados es después de salir del trabajo , dice.

Según un estudio publicado en 1998 por el British Medical Journal, no hay evidencia alguna de que quienes se despiertan más temprano son más sanos, más ricos o más sabios.

Lauren Winer Marrus, presidenta de una compañía de venta de artículos de papelería en la Web, se levanta a las 5:30 de la mañana. Así logra hacer el trabajo que de otra manera le tomaría más tiempo. Estoy muy orgullosa de mí mismadice. Agrega que aun cuando llegar tarde al trabajo no ha sido nunca una única razón para despedir a un empleado,sido un factor importante .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.